martes, 28 de junio de 2016

Zona de confort

La zona de confort es un estado de comportamiento en el cual la persona opera en una condición de "ansiedad neutral", utilizando una serie de comportamientos para conseguir un nivel constante de rendimiento sin sentido del riesgo (White 2009).
En el ámbito del coaching, se conoce como zona de confort al conjunto de límites que, sutilmente, la persona acaba por confundir con el marco de su íntima existencia.



Y no puedo evitar preguntarme ¿por qué demonios le llaman a esto zona de confort? Leo la definición de arriba y no imagino que uno pueda estar confortable, a menos que digamos confort dentro de la incomodidad ansiosa, pero eso no es confort. Es como decir que "estado de saciedad" al haber engañado el hambre.

Si lo analizamos con calma vemos que esto que todo el mundo nombra como zona confort es el espacio mental, y frecuentemente físico, donde una persona se permite moverse sabiendo que no cometerá errores por no arriesgar. Entonces un nombre más adecuado sería "zona de cobardía" o "zona de resignación pasiva". ¿No te parece?

¿Por qué no se le llama así?

Te imaginas ir a comprar un libro de heteroayuda que se titule "Sal de tu zona de cobardía" o cualquier título así. No. Poca gente lo compraría.

Si pensamos en esta "zona de confort" como en un oasis tendremos una imagen muy definida. Todos tenemos la imagen de un oasis como una zona paradisíaca en medio del infierno que supone el desierto, pero no olvidemos que el oasis está en medio del desierto. Quedarte en él te proporciona un pequeño alivio, pero sigues rodeado del desierto que tanto te asusta, sigues viviendo en el desierto. La única manera de salir de un desierto es atravesándolo, no quedándote en él...

sábado, 25 de junio de 2016

Persona tóxica

El concepto de persona tóxica se debe a la tendencia de la psicología de vulgarizar aún más su terminología, haciéndola más entendible en principio, pero complicando las cosas mucho más.

Cuando se nos llena la boca diciendo que alguien es tóxico nos estamos olvidando que en castellano ya hay palabras que definen sobradamente bien lo que deseamos decir, en concreto: Mala Persona.

¿Qué es una mala persona? Una persona que actúa con maldad, y recordemos que la maldad es una opción, se elige, por lo que quien decide actuar con maldad no es más que una persona egoísta.


¿Qué diferencia hay entre decir persona egoísta (o mala) y persona tóxica? La responsabilidad de quien lo dice. Cuando decimos que alguien es tóxico estamos diciendo que es alguien contaminado que a su vez resulta contaminante. Esa característica nos excluye como parte de la solución y nos posiciona pasivamente: "No soy yo, es esa persona que es así. Si esa persona fuese de otra manera no habría problema. Yo sólo puedo quejarme". Que alguien sea tóxico no quiere decir que que nos tengamos que dejar intoxicar, que alguien sea un aprovechado no significa que nos tengamos que regalar.

Por tanto, la expresión persona tóxica, mala persona o egoísta sólo la hemos de utilizar una vez, y siempre en relación a la persona indicada: como regalo de despedida para hacerle pensar. Si su egoísmo se lo permite, claro está.

martes, 21 de junio de 2016

¿Cómo conseguir una pelea?

Discutir puede ser un arte, pero pelear, pelear es la sublimación de ese arte. No es algo difícil pero no todo el mundo sabe conseguir que una conversación interesante acabe derivando en una apasionada pelea, que además puede servirnos para descargar la tensión acumalada. De manera que si deseas crecer en este arte, te puedo ofrecer tres opciones que te llevarán a una pelea segura en un lapso de tiempo no muy largo...

1.- Realizar afirmaciones. Cuando estás en una conversación que deseas que evolucione a pelea una de las primeras cosas que puedes hacer es afirmar constantemente. No se te ocurra hacer preguntas bajo ningún concepto. Las preguntas invitan a la reflexión, al análisis, a la introspección, pero las afirmaciones llevan a una progresiva incomodidad que poco a poco derivará a una actitud defensiva que provocará los primeros roces que andas buscando.

Riesgos de esta estrategia: Que tu interlocutor realmente crea que eres mejor que él y te acabe dando trato de gurú. No habrá pelea, pero tendrás alguien de quien aprovecharte...

2.- Discute sobre obviedades. En principio lo obvio debería ponernos a todos de acuerdo, porque lo obvio se rige por el sentido común. ¿Todavía no te has dado cuenta que cada uno tenemos nuestro propio sentido común que ne algún aspecto choca con el de los demás? Pues eso. Céntrate en lo obvio y poco a poco las pequeñas diferencias erosionarán la complacencia del otro y encontraréis un tema estúpido por el que pelear, y por el que no rendirse.

Riesgos de esta estrategia: Hay una serie de temas que son tan fáciles (por obvios) de provocar una pelea que conviene usar poco: Política, religión y fútbol. ¿Por qué? El uso abusivo de estos temas te puede etiquetar como intolerante a ojos de los demás, y eso hará que el fácil seas finalmente tú. Y el usado por la voluntad de los demás, también...

3.- Utiliza las cuatro palabras mágicas: NUNCA - SIEMPRE - TODO - NADA. Fíjate. Cuando alguien utiliza alguna de estas palabras contigo, inmediatamente se te ocurre una excepción de lo contrario y te entran ganas de demostrarle al otro lo equivocado que está. Por ejemplo:
               - ¡Nunca haces la cama!
               - La hice hace tres meses.
Forma parte de nuestra naturaleza. No lo podemos evitar. "¿Cómo que siempre lo haces tú todo? ¿y qué pasa de todo lo que hago yo?"... Y así hasta la descarga de frustración tan deseada.

Una variante soft de esta estrategia es la utilización de la proposición adversativa PERO. Utilizas, de entrada, una afirmación positiva sobre tu adversario y luego, después del PERO, descargas todas las opiniones negativas que tienes sobre él/ella. Por ejemplo: "Eres muy simpática pero ****** ****** ****** ******".

Riesgos de esta estrategia: Te pueden considerar un rígido totalitario si abusas de ella.

¿Qué es mejor? Combinar sabiamente las tres estrategias de manera sutil hasta que estalle el conflicto. Puedes ir pasando de una a otra de manera alternativa y hacer hincapié en una diferente en cada pelea que desees iniciar.

Algunas personas con escaso sentido común puede utilizar esta entrada y las sugerencias que en ella se explican para aprender a identificar las estrategias y diseñar a su vez respuestas que las neutralicen. Obviamente no puedo hacerme responsable de las consecuencias que se deriven de la utilización perversa de lo publicado anteriormente.

Disfrutad de vuestras peleas!!!