lunes, 26 de enero de 2015

El secreto en terapia

- La sexta condición innegociable para realizar terapia es que lo que hablamos en terapia no se puede hablar fuera de aquí.
- ¿Es secreto?
- Sí.
- ¿Por qué?
- En mi experiencia, cuando se comenta el contenido de las sesiones con otras personas, el proceso de terapia se ve seriamente afectado. ¿Por qué? Yo necesito saber lo que tú piensas, lo que tú crees, no lo que creen o piensan los demás. Como te he comentado antes, si quieren saber, que vengan.
- Ya... Pero, ¿y si lo que yo creo resulta ser inexacto o no cierto?
- ¿Cuál es el problema?
- Que si me equivoco en lo que digo o en mis opiniones también se verá afectada la terapia, ¿no?
- No, y no tanto como con las interferencias de los demás.
- ¿Por qué?
- Porque este es tu espacio, para lo correcto y para lo incorrecto, en lo bueno y en lo malo. Además, cuando te equivocas aprendes, cuando se equivocan los demás y no lo sabemos, no aprendes nada.
- Ya... ¿no puedo comentar nada de nada?
- Mejor que no. Y si me estás preguntando por personas en concreto, con tu pareja menos todavía.
- ¿Por qué? Todo lo que hace lo hace por mi bien, porque me quiere...
- Bueno, si quiere saber sobre lo que hablamos, que venga un día a sesión contigo. Pero, querer saber de algo sin participar en el proceso no me parece de buena voluntad, me parece manipulativo.
- ¿Y si me insiste mucho?
- Niégate mucho.
- Ya, pero...
- Mira, si quieres escurrir el bulto, puedes decirle que te lo he prohibido yo. Y te aviso, si se enfada porque no le explicas nada de tu terapia, es que lo estás haciendo bien.

domingo, 18 de enero de 2015

Depender de las circunstancias

- Tal vez mi problema sea, como tú dices, el miedo pero, ¿qué hago para superarlo?
- Debes tener en cuenta que el miedo es una emoción y las emociones te marcan el camino para conseguir lo que necesitas o deseas en cada momento. Hay ocasiones en las que el miedo se deriva de enfrentarte a una situación que consideras potencialmente peligrosa, y entonces tienes que decidir si quieres enfrentarte o quieres huir.
- Ya...
- Te propongo un ejemplo, ¿has visto Fargo, la serie de TV? ¿No? Perfecto, así podrás ver una escena que tengo cortada para momentos como este, a ver qué te parece...

video
- Joder...
-¿Qué?
- Hombre, entiendo que mi caso no es tan extremo...
- Yo prefiero que lo enfoques como una caricatura, como una exageración que deforma la realidad y que te permite ver mejor algunos detalles. ¿Qué te ha parecido la reacción de la victima?
- Lamentable. Se deja humillar, no demuestra un mínimo de coraje para salvar su orgullo...
- ¿Dirías que depende de las circunstancias?
- Totalmente, deja que el otro decida qué va a suceder, delega... Y no le va bien, ¿cómo le va a ir bien?
- Tal vez piense que es mejor asumir las consecuencias ajenas que asumir las propias...
- Pero es ridículo...
- ¿Por qué?
- No sé, es un perdedor, es alguien que no se atreve...
- Y eso que no has visto el resto del capítulo...
- ¿Puede ser peor?
- Claro que sí. Lo peor no es el dolor, es el sufrimiento. La diferencia es que el sufrimiento se deriva de la incapacidad de aprender del dolor...
- ¿Quieres decir que esta actitud la repetiría en otras situaciones?
- Claro que sí. Hay quien delega partes de su vida y hay quien delega vidas enteras.
- ¿Para qué?
- Para poder lamentarse de su mala suerte, supongo. Si te parece podemos ver otro corte que tengo de lo que sucede a continuación y que resume perfectamente lo que estamos hablando.

video

- ¿Qué te ha parecido?
- ¡Hace exactamente lo mismo!
- ¿Y eso es....?
- Delega la responsabilidad en el otro...¡Le ha pedido que lo mate! Pero sin decirlo,de una manera muy pasivo agresiva.
- ¿Quién crees que gestionará las consecuencias?
- Hombre, en caso de que no pase nada, el pollo este seguirá gestionando su mierda de vida, pero si el Sam Hess este acaba muerto, quien debería gestionar las consecuencias es el asesino...
- ¿Por qué?
- Porque que te pidan algo no significa que lo tengas que hacer...
- Las consecuencias las gestiona quien decide y también quien se beneficia. En este caso, Mr Nygaard se beneficiaría, y como ha delegado la gestión de sus circunstancias en base a un posible beneficio, tendría que lidiar con lo que ocurra.
- Pero...
- Lo que parece que no has visto es que hay un pequeño cambio.
- ¿Cuál?
- En esta ocasión él se da cuenta que las circunstancias han cambiado, que él ha delegado conscientemente...
- ¿Y qué ocurre?
- Mírate la serie de TV, es muy buena, y hace pensar.

lunes, 12 de enero de 2015

Factor de Dependencia

- Sé que aún no me he enfrentado a lo más duro, pero creo que la confianza que siento me dará las fuerzas necesarias para poder enfrentarme. Mira, nunca hubiese creído que fuese capaz de tomar esta decisión... De manera que por mucho que ella quiera, yo no querré, creo...
- ¿Crees? No estoy muy seguro de la asertividad de tu afirmación...
- Sí... Supongo que estoy sufriendo altibajos...
- ¿Qué crees que es lo que necesitas para estar más seguro de lo que estás ahora?
- No lo sé. Sé que estoy mejor ahora, pero aún así tiendo a recordar los buenos momentos porque también los hubo, ¿sabes? Y entonces me siento muy nostálgico.
- Las parejas se rompen por lo que nos les gusta del otro y se reconcilian por lo que echan de menos...
- Pero yo no deseo reconciliarme, de eso estoy muy seguro.
- Entonces parece que lo que necesitas es una teoría, ¿no?
- Seguro que sí, pero que sea una teoría muy práctica.
- Veamos qué te parece... El detonante de de vuestra crisis de pareja fue su incapacidad para dejar de consumir cocaína, ¿verdad?
- Sí, había muchas otras cosas que no me gustaban, pero esa ya se me hizo irremediablemente insoportable.
- Vale... ¿Crees que ella es adicta o es dependiente?
- ¿Cuál es la diferencia?
- Podríamos reducirlo a decir que el adicto necesita el consumo para estar mejor mientras que el dependiente lo necesita para no estar peor.
- Entonces creo que es adicta.
- ¿Crees que ella puede ser dependiente de algo más?
- Bueno, parece que es dependiente de mi.
- ¡Ah! Interesante afirmación... ¿Por qué no pruebas a aplicar la definición que te acabo de dar de dependencia?
- ¿Me la puedes repetir, por favor?
- Consume para no estar peor.
- Eso quiere decir que cuando no la consume no está bien, ¿verdad?
- Correcto.
- Joder...
- ¿Qué?
- Según eso que dices, sin mi está muy mal, cosa que me deja claro cada vez que puede, pero también significa que conmigo no está bien, sólo consigue no estar peor...
- ¿Y?
- Supongo que por eso no estamos nunca bien juntos, sólo los primeros momentos, luego llegan las broncas...
- ¿Qué significa eso para ti?
- Así, en lenguaje de la calle, que soy un simple reductor de malestar en su vida.
- O un factor homeostático, si prefieres decirlo en lenguaje terapéutico.