lunes, 6 de octubre de 2014

Tipos de machismo

- Mi pareja no es machista.
- ¿En qué te basas para afirmarlo?
- Básicamente en que no me siento maltratada por él. Las cosas que me estresan, las que me complican la vida, las hago porque yo quiero, no porque nadie me lo diga, es más, no me he sentido obligada por él.
- No lo dudo pero hay personas que son capaces de ejercer cierta manipulación sin que el otro se sienta manipulado en absoluto. ¿Cómo puedes estar segura de que no es así?
- No puedo, pero si creyese que es así no sería capaz de convivir con él porque creería que no es buena persona. ¿Cómo puede alguien ser machista y que no se note?
- Si entendemos el machismo como una corriente ideológica podemos ver que se ha ido adaptando a las adversidades que con el tiempo se le han ido planteando, hasta el punto que cada adversidad ha provocado cambios significativos en el machismo imperante hasta entonces, una mutación o nueva versión.
- ¿Tipos de machismo?
- Sí, claro, no todos los machistas son iguales. Es más yo sin ser un teórico del tema y basándome en información que se deriva de mi experiencia clínica, diría que actualmente hay tres tipos de machismo.
- ¿Tres?
- Sí, desde el más primario hasta el más evolucionado.
- ¿Y tú crees que mi pareja pertenece a alguno de ellos?
- Tengo sospechas pero serás tú quien haga el diagnóstico, si te parece. Veamos, podríamos decir que hay un machismo original o primigenio que asienta toda su filosofía sobre una frase: "La maté porqué era mía". Como digo es un machismo primario, sencillo y muy directo. La mujer es una propiedad de la que se dispone hasta las últimas consecuencias.
- Pues vaya...
- Pero con la aparición de los primeros movimientos feministas surgieron algunos machistas, podríamos decir que innovadores o más evolucionados, que vieron la necesidad de renovarse y adaptarse a los nuevos tiempos o morir. De esta manera apareció lo que podríamos llamar machismo 2.0 que se basa en una frase ligeramente diferente: "La mujer de la cocina a la cama y por el pasillo a ostias". Siguen considerando a la mujer como una propiedad de la que se dispone, pero ¿para qué matarla cuando puedes disponer de ella?
- Mi pareja no se corresponde a ninguno de estos dos subtipos.
- Me imagino que no, son versiones muy básicas del machismo. La verdadera revolución de los machistas llegó a partir de la consolidación del movimiento feminista, sobre todo después de mayo del 68, adscribiéndose a una nueva frase: "Las mujeres son como las baldosas, hay que marcarlas bien al principo para poder pisarlas toda su puta vida".
- Joder...
- Básicamente, esta versión 3.0 del machismo original lo que hace es marcar unas condiciones muy claras ya de entrada, desde el principio, y siempre desde una posición muy inmovilista que provoca que sea su entorno quien se mueva por él. Él no tiene que hacer nada, la mujer ya sabe lo que tiene que hacer sin que él lo diga. Y con el tiempo, toda la comunicación se basa en los derechos adquiridos, "aquí (en esta relación) las cosas siempre se han hecho así". Aparentemente él no hace nada, es ella quien lo hace todo porque ella quiere. ¿Me explico?
- Sí.
- ¿Es machista tu pareja?

lunes, 29 de septiembre de 2014

Saber Vomitar

- ¿Cómo acabó?
- Perdí los nervios de mala manera.
- ¿Cómo?
- Gritos, insultos, cara desencajada, lo típico... supongo.
- ¿Fue útil?
- No lo creo. Me siento hecha polvo, una mierda vamos...
- ¿Eso significa...?
- Culpa, vergüenza, rabia y tristeza.
- Te falta miedo.
- No, miedo no tengo. Si acaso lo deben tener ellos que fueron quienes me vieron perder la cabeza...
- ¿Por qué crees que te ocurrió?
- Por débil.
- ¿Perdona?
- Si fuese una persona más fuerte de lo que soy habría podido aguantarme y no habría dado esa imagen deplorable que di.
- ¿Te preocupa la imagen o lo que querías transmitir?
- Las dos cosas. Lo que ocurre es que me perdieron las formas y supongo que lo que quería decir ha pasado desapercibido... Es la historia de mi vida, ¿sabes? siempre quedando fatal cuando creo que tengo la razón, o al menos motivos suficientes como para quejarme...
- ¿Y sigues creyendo que esto te ocurre por no ser lo suficientemente fuerte?
- Claro. Si fuese fuerte, si fuese una persona con carácter mi vida habría sido mejor.
- ¿Cómo de mejor?
- No habría perdido gente que echo de menos, no tendría tantos remordimientos, ni vergüenza... Pierdo los nervios de una manera muy insoportable y debería aguantarme más...
- Tal vez lo que te esté ocurriendo es que tienes episodios de bulimia emocional.
- ¿Eso existe?
- Bueno, podríamos decir que es un diagnóstico alternativo que explica muy acertadamente lo que te ocurre. Mira, a nivel emocional te llenas hasta casi desbordarte. Llegado a este punto lo que haces es aguantar, sometiendo a más presión a las emociones, concentrándolas, y sigues llenándote hasta que no puedes más y tienes que vomitarlo todo o revientas.
- Supongo que reventar es una mucho peor opción...
- Por supuesto, es mejor vomitar, pero conviene hacerlo bien.
- Si hay una forma adecuada de hacerlo la quiero saber.
- Ya la conoces. Vamos a ver, cuando comes más de la cuenta o la comida te sienta mal y tienes ganas de vomitar, ¿qué haces?
- Si puedo voy corriendo al lavabo.
- Necesito que especifiques más.
- Bueno, vomito en la taza del water.
- ¿Cómo vomitas? Quiero decir, ¿qué postura adoptas?
- Me pongo de rodillas y casi meto la cabeza en la taza.
- ¿Por qué lo haces así?
- Para no salpicar, para no ensuciar y no tener que limpiarlo luego.
- Claro... ¿Por qué no haces lo mismo a nivel emocional?
- ¿Hay una taza de water en la que pueda vomitar a nivel emocional?
- Por supuesto que la hay.
- ¿Cuál es?
- Cualquier libreta. Y en ella puedes vomitar al principio y trabajar emocionalmente adecuadamente después para evitar futuros vómitos incontrolables.

lunes, 22 de septiembre de 2014

¡Dios mío, tengo un paciente! ¿Y ahora QUÉ hago?



Como quien no quiere la cosa pasa el tiempo y llega la tercera edición de este taller que impartiré en ARC PSICÒLEGS el próximo 11 de octubre (sábado)

Si eres psicólog@ novel y quieres participar/aprender/aportar tienes toda la información en el siguiente link:

http://www.arcpsicolegs.com/taller-dios-mio-tengo-un-paciente/