lunes, 18 de abril de 2011

¿Pedir o exigir?


- Mire cómo me habré tenido que sentir que finalmente he decidido llamarle para pedirle una visita. ¡Yo que nunca he creído en los psicólogos! Pero, aquí estoy...
- ¿Y eso que significa concretamente?
- Pues eso, qe yo he hecho todo lo que he podido para salir de este agujero en el que me encuentro.
- ¿Todo?
- Sí. Me conozco muy bien, soy una persona muy luchadora que no se ha rendido nunca, hasta el día de hoy...
- A ver si te estoy entiendo bien, ¿intentas decirme que vienes a la consulta de un psicoterapeuta con una actitud de derrota?
- Creo haberle dicho ya que yo he hecho todo lo que estaba en mi mano. Reconozco mi incapacidad. Ya sólo me queda confiar en los profesionales.
- Sí, claro, el profesional soy yo pero, ¡la vida es tuya!
- ¡Yo quiero confiar en usted!
- ¡Y yo quiero que confies en ti!
- ¡He hecho todo lo posible!
- ¡No!
- ¿Y usted qué sabe? ¿Acaso ha estado todos estos años viéndome sufrir? ¿Acaso me acompañó en mis fracasos?
- No, no he estado. Lo que me resulta más llamativo es que digas que durante todos estos años hayas hecho todo lo posible para salir de este agujero, pero parece que te has dejado una cosa por hacer.
- ¿El qué?
- Pedir ayuda.
- ¡Es lo que estoy haciendo!
- Estás exigiendo ayuda, no pidiéndola.

2 comentarios:

  1. Muy buena la sutil diferencia!!! tenemos que estar muy atentos a los juegos psicológicos para no caer... ;)

    ResponderEliminar
  2. Exigir, sería comodo darle el propio poder a otro, podria ser una forma de ver omnipotencia en otro, ceder responsabilidad propia, en fín se me ocurren tantas cosas...., la ayuda, piedad con uno mismo, siempre con la intervención propia. Mónica.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.