lunes, 4 de febrero de 2013

Amateurs y profesionales


Existen dos tipos de personas, las amateurs y las profesionales. Esto no es únicamente aplicable al trabajo, es extensible a cualquier ámbito de nuestras vidas y es importante que sepamos en que polo de este constructo no situamos en cada momento, puesto que las implicaciones son enormes.
Los profesionales saben lo que hacen, controlan todos los aspectos de la situación a la que se enfrentan. Los amateurs no. 
Nadie es profesional ni amateur en todo lo que hace. Aspirar a estar constantemente en cualquiera de estos polos sólo nos lleva al narcisismo o a la dependencia, y ninguna de las dos opciones es positiva.
Tampoco es saludable ser amateur en algo y pretender pasar por profesional, ya que el fracaso está asegurado y el sufrimiento de aquellos que amas te hará sentir más culpable todavía.
Pongamos un ejemplo. Llamamos ludópata a aquella persona que es adicta al juego, pero nunca se nos ocurriría llamar ludópata a un jugador profesional de poker. ¿Por qué? Porque gana dinero con ello, no sufre y sí, es un profesional. Por tanto, quien es tratado de ludopatía es un amateur, es alguien que aspira a ser profesional del juego pero no obtiene ningún beneficio, pierde, y sufre, y provoca sufrimiento en los de su alrededor. 
Por tanto el tratamiento psicológico irá destinado a que la persona asuma su condición y abandone la idea de ser profesional de algo que está lejos de ser.
Tal vez si asumiésemos nuestros límites y aceptásemos aquellas áreas en las que somos amateurs, viviríamos con menores complicaciones.

1 comentario:

  1. Cet article sur saberloquebusco.blogspot.ru est digne signet à mon avis. Il vaut la peine d'économie pour référence future. C'est une lecture fascinante avec de nombreux points valides pour la contemplation. Je dois d'accord sur presque tous les points faite dans cet article.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.