lunes, 26 de enero de 2015

El secreto en terapia

- La sexta condición innegociable para realizar terapia es que lo que hablamos en terapia no se puede hablar fuera de aquí.
- ¿Es secreto?
- Sí.
- ¿Por qué?
- En mi experiencia, cuando se comenta el contenido de las sesiones con otras personas, el proceso de terapia se ve seriamente afectado. ¿Por qué? Yo necesito saber lo que tú piensas, lo que tú crees, no lo que creen o piensan los demás. Como te he comentado antes, si quieren saber, que vengan.
- Ya... Pero, ¿y si lo que yo creo resulta ser inexacto o no cierto?
- ¿Cuál es el problema?
- Que si me equivoco en lo que digo o en mis opiniones también se verá afectada la terapia, ¿no?
- No, y no tanto como con las interferencias de los demás.
- ¿Por qué?
- Porque este es tu espacio, para lo correcto y para lo incorrecto, en lo bueno y en lo malo. Además, cuando te equivocas aprendes, cuando se equivocan los demás y no lo sabemos, no aprendes nada.
- Ya... ¿no puedo comentar nada de nada?
- Mejor que no. Y si me estás preguntando por personas en concreto, con tu pareja menos todavía.
- ¿Por qué? Todo lo que hace lo hace por mi bien, porque me quiere...
- Bueno, si quiere saber sobre lo que hablamos, que venga un día a sesión contigo. Pero, querer saber de algo sin participar en el proceso no me parece de buena voluntad, me parece manipulativo.
- ¿Y si me insiste mucho?
- Niégate mucho.
- Ya, pero...
- Mira, si quieres escurrir el bulto, puedes decirle que te lo he prohibido yo. Y te aviso, si se enfada porque no le explicas nada de tu terapia, es que lo estás haciendo bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.