sábado, 1 de diciembre de 2007

Azul oscuro casi negro

Ésta es una excelente película sobre las relaciones familiares, sobre el sacrificio y la herencia de responsabilidades (y frustraciones) no deseadas, y por encima de todo sobre la importancia de la decisión personal en sí misma, o sea, la importancia de poder decidir sea cual sea la decisión que finalmente tomemos.
Las tramas secundarias también se centran en las relaciones familiares, introduciendo un poco de humor pero sin desviarse de lo más relevante, la importancia de los secretos en la dinámica familiar. Es curioso, cuántas veces pensamos que por el hecho de no hablar de algo los demás no se van a enterar, y nunca es así. Desde luego, en el mejor de los casos, la trama que montamos pende de un hilo, en un caos de acontecimientos que no controlamos.
Como todas las películas que basan sus historias en la sutileza, se "saborea" más en el segundo visionado, puesto que nuestra atención ya se puede dedicar a disfrutar sin estar pendientes del qué pasará.

2 comentarios:

  1. una de las pocas pelis españolas buenas que e logrado ver!

    ResponderEliminar
  2. Sin duda una gran película! me dio mucho que pensar, me encantó! especialmente me hizo reflexionar sobre las diferentes interpretaciones que envuelve un "secreto" y cómo el dar por hecho que ese secreto hace daño a las personas implicadas, cuando puede pasar que a quien más le duele parece ser que es a uno mismo!

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.