sábado, 8 de marzo de 2008

La espada de Damocles


Damocles fue al parecer un cortesano excesivamente adulador en la corte de Dionisio II un tirano de Siracusa (Sicilia) del siglo IV adC. Propagó que Dionisio era realmente afortunado al disponer de tan gran poder y riqueza. Dionisio, deseoso de escarmentar al adulador, se ofreció a intercambiarse con él por un día, de forma que pudiera disfrutar de primera mano su suerte. Esa misma tarde se celebró un opíparo banquete donde Damocles gozó siendo servido como un rey. Sólo al final de la comida miró hacia arriba y reparó en la afilada espada que colgaba atada por un único pelo de crin de caballo directamente sobre su cabeza. De súbito se le quitaron completamente las ganas de los apetitosos manjares y las hermosas muchachas, y pidió al tirano abandonar su puesto, diciendo que ya no quería seguir siendo tan afortunado. (extraído de la wikipedia).

¿Qué nos hace más libres, conocer la existencia de nuestra propia espada de Damocles o no? ¿Somos libres viviendo la vida sin saber de su existencia?

1 comentario:

  1. Leyendo este post me he acordado de la mítica película "Matrix" y las pastillas roja y azul... Ahí te daban a elegir...
    Personalmente pienso que la ignorancia puede hacernos más felices, no más libres. Luego toca pensar si ese es el precio que queremos pagar, si la realidad vale tanto como para desdibujarla.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.