miércoles, 9 de abril de 2008

Hikikomori

Hace ya unos cinco años emitieron un documental sobre este fenómeno que parece ser muy habitual en Japón. Buscando por el youtube lo he encontrado y creo que puede resultar muy interesante de ver. Os lo cuelgo dividido en cinco partes.












Para los que no lo veáis, parece ser que generalmente afecta a jóvenes de sexo masculino que, presionados por la exigencia social y por la consecución de objetivos académicos, deciden encerrarse en la habitación de casa de sus padres y no salir para nada.
Hasta aquí podemos pensar que se trata de una actualización de los ermitaños, eremitas y otros de la edad media, salvo por el hecho de que los hikikomori se encierran con un montón de aparatos de alta tecnología que les permiten estar en contacto con el mundo exterior, además de que no les falta comida, ya que sus padres les dejan bandejas a la puerta de la habitación o salen de noche y saquean la nevera.
Hay varios factores de mantenimiento, vinculados, al parecer a aspectos culturales japoneses, como que la educación del hijo es una cuestión materna y esta tiende a sobreproteger ante el desconocimiento, y que se considera como positivo que una persona con problemas se retire a meditar.
Realmente, visto con perspectiva no parece una patología tan distinta de otras que arrasan en occidente y que son igual y más destructivas, como la opción de los usaméricanos de comprar armas y suicidarse después de cometer una masacre en su instituto, como Michael Moore reflejó en su documental Bowling for Columbine, o la moda ibérica de emborracharse y drogarse con cualquier cosa en los múltiples y multitudinarios botellones que se convocan en España...
Para más información podéis consultar en la wikimedia.

1 comentario:

  1. Me acuerdo perfectamente de esta noticia,me impactó muchisimo.¿Son débiles por no aguantar al mundo?0¿son fuertes por poder aguantar encerrados en una habitación de de 7m2?,uff...que sensación más escalofríante,

    un abrazo,

    guika

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.