lunes, 2 de febrero de 2009

Doble Vinculo

Una situación doble vinculante es aquella en la que decidas lo que decidas siempre pierdes, puesto que recibes dos mensajes, opuestos, y has de obedecer a los dos si contradecirlos ni hacer referencia en ningún momento a lo absurdo de la situación.
Por ejemplo, una madre le dice a su hijo:
- Quiero que hagas los deberes del colegio (primer mensaje) pero quiero que salga de ti (segundo mensaje).
Evidentemente el niño no sabe qué hacer, si hace los deberes no está haciendo lo que le apetece, y seguramente si hace lo que le apetece no hará los deberes. Cualquier comentario sobre lo absurdo de la situación será liquidado con un "no cuestiones a tu madre".
Pongamos otro ejemplo más cruel pero que ilustra muy bien la intensidad de esta trampa comunicacional:
Dos personas se gustan, les gustaría profundizar la relación, pero uno de los dos tiene pareja estable, y dice:
- Me gustas mucho, me gustaría que nos conociésemos más, pero yo estoy comprometido y no te puedo ofrecer nada más.
La otra persona tiene que tomar una decisión. ¿Qué hacer? ¿Sigue adelante con el riesgo de enamorarse y no poder disfrutar de la relación mas que en la clandestinidad? ¿O rompe la relación existente hasta el momento y pasa por la frustración/decepción?
La trampa llega cuando haga lo que haga, el otro reacciona a su conveniencia. Si te enamoras: "yo no te prometí nada", y si decides seguir adelante sin él "podemos ser amigos "especiales"".
Vamos para volverse loco...

9 comentarios:

  1. Asi que: ¿es cuestionable el que alguien que tiene pareja, se quiera "liar" con alguien que es libre y que quiere un compromiso?

    A mi modo de ver, "amigos especiales" son dos personas en igualdad de condiciones: o libres o comprometidos los dos. Sino, una parte está en desventaja.

    Miriam

    ResponderEliminar
  2. Un post muy interesante, q complicada es la mente humana jajaj... un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Miriam, creo que la situación en sí no es cuestionable pero... visto desde la perspectiva relatada por Miguel, "alguien" va a salir perdiendo porque haga lo que haga ocurrirá como el chiste aquel: "¿susto o muerte?".

    Yo me he identificado to-tal-men-te con esa trampa que ha explicado. Me vi, sin buscarlo, involucrada en una, digamos, situación sentimental complicada, en la que una se enamoró y el otro, digamos que tuvo un mal momento o que probó suerte. Al final, como pesan muchas cosas que no tienen nada que ver con el amor o sencillamente se cansó de mí, alguien (yo) se vio tirado en la cuneta, apartada sin contemplaciones y con un sutil "eh, que yo no soy responsable de tus sentimientos" tras una historia "amistad-algo más-vuelta a la amistad especial". Me lo dejó clarito desde el principio, no fuera caso que le fuera a pedir después "daños y perjuicios".

    En fin, siempre hay ingenuas que creemos caer en la trampa del amor para luego descubrir que tan sólo nos convertimos en juguete de alguien supuestamente libre, ecánime y honrado. Esa fue mi situación doble vinculante.

    Como todo en esta vida, se aprende... a ser más cauta, siempre hay algún vampiro dispuesto a sacar tajada que te va a exigir un respeto que nunca tendrá con una.

    No es teoría, tan solo describo una situación particularmente dolorosa que me tocó vivir. Extrapolar... siempre es delicado.

    Saludos.

    PD: Migue, he leído tu mensaje. Gracias por tu comentario y sí, acepto tus sugerencias. Estaremos en contacto, dame tiempo para pensar en algo :)) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Peligroso y arriesgado es una relación de este tipo: entre persona casada y persona soltera, o ambas casadas, la clandentinidad no es fiable, lo oculto no lleva a nada válido. Y alguien sale de todo ello malparado. Poco recomendable es "liarse" con alguien casado, porque se corre el riesgo de que al salir mal la cosa, la persona ofendida "saque las garras, y abra la boca..." y entonces que ???.
    Quizás sólo es válido la "típica cánita al aire" de una sóla vez.

    Mirandolo friamente, en el fondo todo el mundo sabe que este tipo de relaciones no pueden ir bien,lo que ocurre es que buscamos alternativas a los problemas de pareja, y ofuscados buscamos una diversión que puede traernos consecuencias desastrosas. O acaso hay alguien tan ingenuo como para creerse que alguien que es infiel a la pareja puede darnos algo que valga la pena ????. No nos engañemos. Lo se por propia experiencia.

    ResponderEliminar
  5. Hola Sara, de nuevo tu y yo nos encontramos en un debate en el que parece que las mujeres nos atrevemos más a expresar nuestras emociones.. ¿o es que "ellos" son más duros (o mas prácticos) y no sufren por estas cuestiones?..

    Teresa, creo que tu frase: "o acaso hay alguien tan..." ya dice lo suficiente como para saber cual es el camino a elegir.

    Miguel, como nos tocas los puntos débiles, eh. :)

    Un abrazo

    Miriam

    ResponderEliminar
  6. Hola, Miriam :)

    Parece que Miguel sigue dispuesto a "meter el dedo en la llaga". No me parece mal, al contrario, tan solo desde la reflexión de las cosas que nos pasan y hacemos podemos atisbar algo de sabiduría...

    Generalizar es peligroso, por eso dejé claro que yo hablaba desde la una experiencia personal que sin duda marcó un antes y un después en mi relación con los hombres. Me dirás que, a mis años ya me vale; pues sí, Miriam, Sarah no tiene inconveniente en reconocerlo públicamente: "ya te vale, a tus años, tener que asumir semejantes lecciones". Pero es que no puedo tomarme a la gente en el modo en que, por ejemplo Teresa, explica que funcionan las relaciones. Yo no doy nada por sentado, me ofrecí a alguien por el que creí que valía la pena apostar. No hablo de rolletes ni de una relación comercial tipo "yo te aporto y tú me aportas", ni siquiera fue algo sexual.

    Pero no perdamos de vista que una situacion doble vinculante es algo que se puede dar también en otros ámbitos, como la educación de nuestros hijos, el trabajo: tener que elegir cuando llegas a una encrucijada y ves que, tomes el camino que tomes, "te la vas a dar" je je je.

    Bueno, Miriam, un placer charlar contigo, :-)) Saludos al resto...

    ResponderEliminar
  7. Las relaciones vinculantes pueden y se dan en todos los ámbitos de nuestra vida, pero donde más duelen és en el ámbito de páreja (sea del tipo que sea). No creo que los hombres se libren de sentirse destrozados por una relación sentimental errónea, pero lo manifiestan de forma distinta.

    Un compañero de trabajo me dijo que de una de sus muchas aventuras (no se si creermelas todas) se había "enamorado" totalmente de una, que no sólo se lo pasaba bien en la cama , sino que hablando, compartiendo aficiones...etc...Le dije porque no se dejaba a su mujer por ella, y va y me contesta , "si hombre, dejar a mi mujer con la que he compartido cosas buenas y cosas malas, simplemente esperé que se me pasase el "enamoramiento". A mí se me ocurrió decirle sino tenía miedo de que alguna fuera a contarle todo a su mujer. Su contestación: "así ? tu crees ?...no me asustes".
    Menuda relación doble vinculante, que mal debe de pasarse, por nada del mundo quisiera estar en su piel.

    Sarah¡¡ . Te has cuestionado que la venganza es plato frio ??. (Ya se que la venganza no es buena compañera )Pero no es justo que él abra la boca y tu sólo los oidos y encima se te parta el corazón.

    teressa

    ResponderEliminar
  8. Teresa,

    No me lo he planteado en ningún momento. Es difícil poner en palabras lo que para mí significó esa relación. Me queda la duda... no, me queda la certeza de que me amó... unos días, unos meses, unos instantes, ya da igual si lo hizo interesadamente o no. Si te soy sincera, casi te diría aquello tan típico de "me da pena su esposa, que no sabe la persona con la que vive y al mismo tiempo no sabe el compañero que se está perdiendo" tampoco lo sabía yo, ni lo sé. Prefiero seguir mi camino y haber aprendido lo peligrosos que son ciertas personas, auténticos vampiros emocionales.

    Desde luego la historia de tu compañero de trabajo me ha helado la sangre. Para tener un compañero de vida así... mejor andar sola.

    Gracias por tus comentarios, Teresa :))

    ResponderEliminar
  9. En el doble vinculo te pide una relación sin compromisos pero siempre esta exigiendo que te comportes como una persona que tiene un compromiso con quien dejo bien claro que no quería un compromiso ( lo dice pero en el fondo quiere un compromiso de tu parte pero no quiere exponerse, no quiere responsabilidades, no quiere comprometerse)En el exterior te dice que no quiere compromiso así que ni se te ocurra comportarte como si no tuvieras un compromiso con esa persona, pero esa persona si se puede comportar sin compromiso cuando así le convenga a sus intereses.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.