viernes, 2 de octubre de 2009

Felicidad vs Satisfacción

- Lo que más me ha hecho pensar es que me preguntase si soy feliz.
- ¿Y eso?
- No sé, no acabo de ver esto de la felicidad, es como un concepto demasiado abstracto, poco tangible. Creo que es un sentimiento demasiado fugaz, y por eso no creo que sea del todo consciente de ello.
- Tal vez sea porque es mucho más interesante disfrutar de la felicidad que pensar en si la estás sintiendo. Si piensas que estás siendo feliz parece que desperdicias tiempo de disfrute.
- Por eso no le pude decir que sí. ¡Y a eso se ha agarrado y me ha hecho dudar! Si no sé si soy feliz ni si lo voy a ser, ¿qué sentido tiene tomar una decisión en este sentido?
- Tal vez sea una confusión terminológica.
- ¿Qué quieres decir?
- Puede ser que estuvieseis hablando de conceptos diferentes, o mejor dicho, que cada uno de vosotros hiciese referencia a conceptos diferentes. Me da la sensación de que tú hablabas de satisfacción, no de felicidad. Tal vez haya únicamente una diferencia muy sutil, pero creo que es muy importante.
- La satisfacción es más general, creo.
- Supongo que cada uno tiene una definición propia, pero la felicidad es un concepto que tal vez está muy saturado de expectativas. La satisfacción hace más referencia, a mi entender, a haber conseguido aquello que uno se ha propuesto.
- Y te puedo asegurar que no me siento satisfecha. Pero esto me hace pensar y sentir diferente.
- Será por eso que nos vemos, ¿no te parece?

3 comentarios:

  1. La felicidad completa no existe. Sin tranquilidad no puede haber felicidad y la vida nos trae dificultades que nos enseñan (si queremos o sabemos aprender) a vivir el momento definido como feliz. La felicidad es un sentimiento, un estado de ánimo que depende de cada persona, de la percepción de ése momento. Todos sabemos que hay personas que nunca serán felices. Simplemente no saben serlo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que la felicidad es un estado de ánimo transitorio, que no depende forzosamente de lo que nos suceda en algunos momentos de nuestra vida, sino de como lo estamos viviendo (siempre y cuando hablemos de situaciones "no extremas, claro). si nos toca la loteria, encontramos un buen trabajo, tenemos una história sentimental fabulosa..en esos momentos nos sentimos eufóricos y creemos que somos felices (ahi sería quizá, satisfacción). Sin embargo a veces, de un dia para otro no sucede nada diferente, y nuestro estado de ánimo puede variar de la felicidad más absoluta hasta la tristeza más profunda (ayer era feliz y mi vida estaba exactamente igual que hoy que me siento muy desgraciado/a.
    Mi conclusión es que la felicidad está dentro de cada uno.. Y buscarla fuera de nosotros es alejarnos de ella (esto quizá lo he leido en alguna parte..)
    Quizá el ser humano vive siempre insatisfecho aunque todo esté a su favor. Puede que sea una cuestión de egoismo??

    ResponderEliminar
  3. Si todos mis sentimientos, actos, quehaceres, etc., no estuvieran catalogados con nombres y apellidos en el Real Diccionario de la Academia de los Sentimientos y me centrara más en ser lo que soy y como soy, no trataría de buscar un nombre a mi estado, yo que soy mi peor juez, lo sentiría sin encasillarlo, lo viviría. Mónica G.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.