domingo, 14 de febrero de 2010

Infidelidad

- Él me dice que no puedo eludir mi responsabilidad en su decisión.
- ¿Le empujaste a hacerlo?
- No, pero dice que no le dejé alternativa. Según insiste, nunca cedí en nada y se acabó cansando.
- Entiendo. Pero, ¿él te dijo que se estaba cansando?
- No.
- ¿Nunca?
- ¿Y qué te hace pensar eso?
- No sé... Bueno, tal vez sí que soy un poco rígida, lucho por aquellas cosas en las que creo y se me ha de demostrar lo contrario para que dé mi brazo a torcer, pero...
- ¿...?
- Si él me hubiese planteado lo que le estaba haciendo sentir, a lo mejor hubiese cedido.
- Entonces ¿qué piensas de esa responsabilidad que él te achaca?
- Que yo soy responsable de mis decisiones y él de las suyas.
- Bueno parece que tu perspectiva cambia rápido.
- Sí, la verdad es que sé cómo soy y lo que hago mal. De lo que no me puedo responsabilizar es de su cobardía para afrontar las crisis. Creo que esta noche tendré otra conversación al respecto. A ver si me da algún argumento un poco más solido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.