jueves, 3 de febrero de 2011

El arte de pensar


Dicen que hay dos tipos de personas: Aquellos que les gusta pensar y aquellos que solamente reordenan sus prejuicios en un bucle infinito.

Los primeros, los que piensan, sufren, son conscientes de ellos mismos, de sus miedos, de sus deseos, de sus virtudes (aunque no mucho) pero sobre todo son conscientes de sus defectos, muy conscientes de ello, y eso les provoca el sufrimiento que he comentado. Constantemente están analizando su pedacito de mundo buscando cómo pueden mejorarlo, quieren crecer haciendo crecer a los demás, buscan compartir, sienten la impotencia de no poder aliviar el sufrimiento ajeno, y para evitar esta impotencia, improvisan nuevas posibilidades para acercarse emocionalmente a los demás. En definitiva, sufren, pero casi siempre sufren con tal de no hacer sufrir a los demás. O a pesar de los demás.

Los segundos, no. Nada de todo lo anterior se puede aplicar a ellos.

Los primeros saben valorar de forma adecuada los recursos que tienen a su disposición, intentan aprovecharlos con criterio, pero sobre todo, saben que pensar es gratis, pero que aprender a pensar no tiene precio.

Los segundos, no.

A los segundos no está dedicado este blog, ni son bienvenidos en él.

A los que piensan, SÍ. Y les adoro.

9 comentarios:

  1. Hola Miguel Angel:
    Al final del artículo dices que pensar es gratis, pero al principio demuestras que pensar conlleva, entre otras cosas, sufrimiento.
    Creo que pensar no tiene precio, sobre todo porque nada nos pued recompensar más que un buen pensamiento. Y dese luego, aprender a pensar,... eso no se paga bastante. Esto últimoes tal vez la asignatura que nos queda pendiente cuando estamos en periodo de fromación. Pereo bueno, esto último será otra historia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pero los que te necesitan son los segundos! ... no ?

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la invitación, Miguel Ángel. Y si queréis seguir pensando todavía un poco más, os sugiero que os paséis por el blog:www.convientofavorable.blogspot.com, las tres últimas entradas son magníficas y dan que pensar, ya lo creo que también dan que pensar. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Eli, sí, tienes razón, pero ellos no saben que lo necesitan. Están demasíado pendientes de la nueva organización de sus prejuicios como para pensar que necesitan ayuda, no crees?

    Anónima, de nada y gracias por valorar el estupendo blog de Mayte Leal. Algún día me gustaría que mi escritura llegase a parecerse a la de ella, porque hace pensar, y mucho.

    ResponderEliminar
  5. De vez en cuando leo tu blog y considero que aporta un magnífico ejercicio para cuestionarse ciertas cosas, para zambullirse en algunos análisis de cómo funcionan las relaciones humanas y por ende, para pensar.
    Aunque hay veces que uno preferiría ser ignorante en el mejor sentido de la palabra. No hay distracciones complejas, decisiones difíciles, ni capacidad de autoanálisis y por tanto no acostumbras a ver los errores siendo más feliz al no ser del todo consciente de cómo eres. Todo es simple, sencillo ….¿menos es más?

    En mi caso, prefiero aprender a ver durante toda mi vida que estar ciego unos instantes.
    Saber pensar es una de las cosas más maravillosas de este mundo, pues te da libertad de volar hacia donde tu ilusión te guíe. La cuestión es que muy poca gente consigue ese fin.
    Como dices, aprender a pensar no tiene precio (tu profesión a veces está demasiado infravalorada jeje).

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Apreciado Sr. Mostro,

    Acertado comentario por su parte, en concordancia con su muy interesante blog. La verdad es que da gusto leer a personas coherentes, aunque ello no sea siempre fácil, seguro que le da mucha tranquilidad.

    Un abrazo y siempre es bienvenido aquel que quiere pensar.

    M.A.-

    ResponderEliminar
  7. Qué temas tan simples y qué lindos textos abordados.
    De momento, los tres que he leído, me gustaron y mucho.
    Son claros y explicativos, e invitan a discriminar conceptos.
    Claro, a la reflexión acude cada quien. Pueden llamarnos pero reflexiona quien quiere y puede. Gracias por la invitación, asisto a la reflexión.
    Que sigan renovándose sus ganas de escribir. Espero como lectora, hacer mi aporte (pequeño, un ida y vuelta).
    Va a favoritos en la PC.
    Un saludo desde Argentina.

    ResponderEliminar
  8. Hola, no se si leerás esto,pero no importa. Me encanta tu blog, no me lo pierdo, aunque a veces, como ahora haya dejado pasar mucho tiempo sin visitarlo y ya ves donde estoy, poniéndome al día.
    Bueno, no es que me parezca interesante, concretamente este post, es alucinantemente cierto, constatable, vívido, y no se cuantos más adjetivos podría ponerle y para los que no encuentro la casilla en la página.
    Gracias, siempre, por la ayuda que prestas a tantos, al menos, a mí. Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Ah Guerrera!!!
    Los ojos ven aquello que la mente está preparada para comprender. Eso hace evidente que es tu capacidad emocional y cognitiva la que interpreta y saca conclusiones.

    Gracias por tu apoyo!!!

    Un besazo y a ver si escribes más en tu blog...

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.