lunes, 30 de enero de 2012

Libertad para pensar

Con el tiempo uno descubre que hay dos tipos de personas: Las que son libres y las que son esclavas.
Crecemos creyendo que esta distinción se hace en base a factores ambientales que determinan nuestra suerte, o nuestra mala suerte, pero algunos descubren, en lo que para ellos es un descubrimiento revolucionario, que lo que de verdad importa son las actitudes personales, los condicionantes internos. En base a cómo nosotros nos relacionamos con la realidad, la realidad nos ubica.
Aquellas personas que tienen varias posibilidades para analizar la realidad en la que viven se las ha llamado flexibles, tolerantes, creativos, etc, pero al final vemos que en esencia son LIBRES.Y esa libertad la expresan en todas sus decisiones, en todas sus conductas y en todas las situaciones a las que se enfrentan. Afrontan sus errores con la cabeza alta y con voluntad de aprender. Y mejorar.
Aquellas personas que sólo tienen una forma de analizar la realidad acaban siendo esclavos de su incapacidad, ya que dependen de ella para defenderse de un mundo que entienden como hostil. Ellos nunca aprenden, es su realidad la que debería cambiar. Y su esclavitud se perpetúa.
A los del primer grupo se les disfruta. Te enriquecen, te hacen crecer, y hablar con ellos te hace sentirte más inteligente. A los segundos no. Con ellos lo único que se puede hacer es evitarlos para no formar parte de ese mundo hostil que, no nos engañemos, es quien le tiene que soportar.

6 comentarios:

  1. Somos lo que comem… pensamos ;)

    Bonita forma de definir que, aún con la mayor de las crisis económicas de este país, uno es capaz de escalar muros muy altos si de verdad cree en ello.

    Aunque hay veces en que la libertad de pensamiento, o el modo creativo de ver las cosas “choca” con la falta de experiencia derivando en una forma errónea de asumir ciertos cambios y mostrándote de una manera muy directa cuanto te falta por aprender :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Buena cuestión Sr Mostro, pero, ¿Cómo queremos aprender si no nos permitimos errar? o mejor aún, ¿Se puede aprender sin errores? Tal vez los errores pueden darnos información de nuestra forma de ser...
    Gracias por hacerme pensar!!!

    ResponderEliminar
  3. Definiría el ideal de Libertad como: Derecho a redefinir las definiciones las veces que haga falta (entiendo dentro del respeto a uno mismo y a lo que nos rodea). Insisto en darle una connotación positiva al error y siendo extremista decir que es la sal de la vida, sobre todo cuando se es consciente de que es un error y nada más, no él fin del mundo. ¿Cuántas veces cae al suelo un bebe antes de aprender a andar? El error es un posible resultado en la acción, con un porcentaje de probabilidad (que podría ser ) ”x”, en función de “y” o “z” , sólo es un posible resultado del que emprende. Mónica.

    ResponderEliminar
  4. Hola Mónica,

    Estoy de acuerdo contigo, el error es un posible resultado de quien hace. Quien no hace, no se equivoca, pero al final descubre que tampoco vive.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo con los dos, aunque iba enfocado de otra manera. Hay veces en que me explico muy mal o para mí ;)

    Por supuesto que los errores son la sal de la vida y los nuevos retos nos dan momentos y experiencias variadas. Sinceramente, he tenido pocas veces miedo al error y me encantan los retos en mi vida sentimental y profesional.
    Mi trabajo está basado en la creación (ilustración y diseño gráfico), con lo que el aspecto de renovación y de multitud de errores a superar está presente cada semana.

    Lo que de verdad me asusta es la capacidad para saber reconocer estos errores y aprender de ellos. Sin ir más lejos y como ser humano siento que hay veces que el error “ me da información de cómo soy…” pero aun así y según en qué circunstancias, tropiezo otra vez con la misma piedra. Inmadurez, falta de experiencia, auto-exigencia demasiado alta, etc.
    Llamadlo como queráis, simplemente hay veces en que no cojo el tren cuando ya ha pasado 3 veces por delante de mis narices percatándome de lo inexperto que soy (sin ser dramáticos).

    Supongo que simplemente, hay veces en que debemos dejar de “escuchar la estática” ;)
    (gran momento de una gran serie)

    PD: Gracias a ti Miguel Ángel por tu blog y tu forma particularmente interesante de ver las cosas.

    ResponderEliminar
  6. Otra posibilidad seria, creo, cuando una persona esta bajo la presion de otra (pareja, madre/padre, etc) que tiene una fuerte personalidad, y en donde la unica forma de no tener conflictos/peleas/discusiones es que se haga y piense lo que ella dice/cree/opina...estando de esta forma en el segundo grupo, en donde estan los que no tienen libertad de pensar/actuar por garantizar una estabilidad y una armonia en la vida diaria...

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.