lunes, 15 de abril de 2013

La sexualidad de las personas heridas

- Estamos mucho mejor. Desde hace unas semanas no hemos vuelto a tener ninguna pelea por lo que el clima en casa ha mejorado mucho. Sólo hay un tema que nos queda por resolver.
- ¿Cuál?
- El sexo. A pesar de todo lo que hemos mejorado y que mi pareja reconoce que es así, las relaciones sexuales que mantenemos no son ni lo suficientemente frecuentes ni de la suficiente calidad, al menos por mi parte.
- ¿Qué dice ella?
- Dice que no se siente preparada para más, que me entiende pero que he de respetar que su proceso es más lento que es más lento que el mío.
- ¿Cómo te hace sentir eso?
- No lo entiendo. Estamos mucho mejor, eso es evidente, le he pedido disculpas por mi comportamiento, que soy consciente no fue el adecuado, he intentado compensar el daño para que vea que lo que digo es en serio, pero nada, no veo los cambios que desearía.
- Ya veo... pero según has dicho, habéis mantenido relaciones sexuales últimamente.
- Sí, pero no me han resultado satisfactorias...
- Espera, te voy a hacer una pregunta y me gustaría que pensarás con calma la respuesta, ¿de acuerdo?
- Sí.
- Valorando en conjunto estas relaciones sexuales que habéis mantenido desde que consideráis que superasteis la crisis de pareja, ¿ha habido una evolución positiva, negativa o no ha habido en la frecuencia y calidad de vuestras relaciones sexuales?
- Yo diría que hemos mejorado un poco, pero no mucho, ¿eh?
- Ya, otra pregunta: ¿Te parecen sinceras sus explicaciones?
- Sí, me parecen sinceras, pero no las entiendo.
- Para poder entender algo primero es necesario respetarlo.. Un axioma sobre las crisis de pareja es que el sexo es lo primero que se pierde y lo último que se recupera.
- ¿Por qué es lo último que se recupera? Eso es lo que no entiendo.
- Generalmente es porque la crisis de pareja deja heridas en uno de los miembros de la pareja. Puede ser que esas heridas no hayan sido infligidas intencionalmente, hasta es posible que no las haya curado tus disculpas.
- ¿Y qué hago?
- Puedes esperar a que ella se sienta curada y de mientras aceptar aquello que ella te ofrezca. Durante el sexo, el sexo de calidad del que tú hablas, estamos desnudos, física y emocionalmente. Si ella tiene heridas en la piel, ¿crees que estaría cómoda? Piensa que con el contacto o el simple roce, las heridas se resienten o se pueden volver a abrir. Algunas es posible que estuviesen casi cerradas, pero el contacto hace que las tengamos presentes...
- Supongo que las heridas emocionales de las que hablas siguen el mismo proceso... ¿Qué puedo hacer para que estas heridas cicatricen cuanto antes?
- Curaselas.
- ¿Cómo?
- Respetando que están ahí y hablando de ellas.

1 comentario:

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.