lunes, 22 de julio de 2013

¿Cómo llegar a ser pasivo-agresivo? Escala Básica

"Quien discute por obviedades vive en 
una guerra permanente con su entorno"

Dentro de los patrones de personalidad hay uno que a todos nos resulta especialmente interesante observar, pero en ningún grado sufrir puesto que saca lo peor de nosotros mismos, el trastorno de personalidad pasivo agresiva.

Hemos de tener en cuenta que no todo el mundo llega a la categoría de tener un trastorno de personalidad pasivo agresiva, la mayoría se quedan en ser personalidades normales con rasgos pasivo agresivos. Son personas irritantes pero que con facilidad nos las sacamos de encima, puesto que no acabamos de caer en su red ya que son  no son lo suficientemente sacrificados como para ser trastornos.

En esta entrada me propongo proponer cómo conseguir desarrollar las habilidades básicas para llegar a ser un pasivo agresivo de escala básica, algo simple. Si os gusta el experimento y queréis subir en la escala puedo seguir en entradas futuras.

Si deseas ser un pasivo agresivo de escala básica lo primero que tienes que hacer es aprender a guardar silencio, observando a los demás y detectando cuáles son sus necesidades en la conversación contigo. El silencio tiene una virtud pasiva agresiva incuestionable, permite guardar información relevante y obtenerla de los demás. "Uno es amo de lo que se calla y esclavo de lo que dice" 
Quien guarda silencio suele ser percibido por los demás como una persona segura de sí misma, y puede provocar sentimientos de inferioridad en los "contrincantes". Cuanto menos digas menos sabrán de ti, menos posibilidades tendrán de hacerte saltar. Y si entrenas suficiente en el arte de, silencio observarás que las personas tienden a "saltar" y "perder los nervios" cuando callas, a decir aquello que desean callar y a mostrar sus puntos débiles, por miedo.

Guardar silencio es necesario pero no es suficiente, además has de entrenar y conseguir que tu expresión facial sea lo más hierática posible, esto es inexpresiva. ¿Cómo se consigue? Una forma muy fácil es apretar con los músculos maxilares, de manera que se dificulta la sonrisa. A partir de aquí cada uno que experimente.

El problema de la escala básica es que algunas personas más inteligentes pueden darse cuenta de tu estrategia y pasar a ignorarte y ningunearte en los conflictos, restándote poder. Si tienes la desgracia de topar con una de estas personas que dinamita tu control te puedes ver obligado a ascender a la escala intermedia, que tiene estrategias comunicativas más potentes y, por tanto, más dañinas. Pero deberás ascender rápidamente porque sino el ascenso puede no funcionar. Pero eso si eres lo suficientemente valiente como para poder gestionar tal poder, claro...


2 comentarios:

  1. Que buena la estrategia del silencio, la necesito en mi trabajo, es un pequeño avispero!

    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Está muy interesante el artículo. Continuarás con las escalas intermedias y superior? El recurso del silencio es muy interesante y las personas lo utilizamos muy poco, hay que practicarlo.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.