lunes, 12 de mayo de 2014

Más allá del single

- ¿A qué crees que se debe tu decepción?
- No ha resultado lo que yo esperaba. Parecía que iba a ser otro tipo de persona y finalmente ha resultado casi todo lo contrario. Al final siempre me acabo desanimando, no sé si habrá gente que valga mínimamente la pena.
- Bueno, no creo que esa sea la cuestión. Parece que te dejas arrastrar por el desanimo y eso ocurre porque seguramente te había ilusionado mucho antes.
- ¡Tú dirás! A mi edad las cosas no son como cuando era adolescente... ¡y ya llevo unas cuantas decepciones de estas en mi vida!Si hubiese un botón de reset todo sería mucho más fácil...
- Eso te condenaría a repetir los mismos errores y no aprender nunca, ¿acaso deseas vivir en el día de la marmota?
- No, claro que no, pero ya me entiendes.
- Claro que te entiendo, pero esa no es la cuestión. ¿Aún compras cd's?
- Alguna vez, ¿por qué?
- ¿De la misma manera a como lo hacías hace veinte años?
- Bueno, hace veinte años iba a la tienda y lo compraba.
- Ya... ¿Y cuando llegabas a casa y lo escuchabas?
- Bueno, teniendo en cuenta que lo comprabas en función del artista que te gustaba en ese momento y del single que escuchabas en la radio, rezabas porque te gustase el disco más allá del single.
- ¿Y si no era así?
- Te jodías, ya habías roto el precinto... ¿Qué quieres decir?
- ¿No ves lo parecido que es? Te enamoras de alguien, por lo general, por lo primero que te ofrece. Es como el single del cd, escogen aquel que cree que gustará más y que hará que se venda más, pero no sabes si te gustará el resto.
- Sí, ahora que lo dices...
- Cuando tienes dinero de sobras no es demasiado problema, pasas a crear una colección de "cd estafa", pero si no te sobra el dinero es un lujo que no te puedes permitir.
- ¿Y qué se hace en esos casos?
- Yo, que no tenía mucho dinero, tenía varias estrategias: dejaba pasar tiempo a ver si sacaban más singles y me gustaban, esperaba a que algún amigo se lo comprase y lo escuchaba, intentaba oírlo en la tienda, etc. Pero, aún así tuve una pequeña colección de fracasos de elección. Y aprendí de cada fracaso para intentar reducir las posibilidades de un fracaso posterior. Sin garantías, ¡eh?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.