domingo, 7 de diciembre de 2014

¿En el País de las Maravillas?

- ¿Por qué crees que te encuentras así?
- Siempre me he sentido orgullosa de saber lo que deseaba en la vida y haber luchado siempre por conseguirlo, pero ahora me siento pérdida. Por primera vez en mi vida tengo la sensación que las circunstancias me superan, que no controlo... Justo ahora...
- ¿Por qué ahora? ¿Qué tiene de significativo este momento sobre el resto de tu vida?
- Toda una vida de lucha para conseguir lo que deseaba, y justo ahora que empezaba a notar que me podía relajar, que podía disfrutar después de todos estos años de lucha, alguien toma una decisión que no esperaba y me veo abocada a una nueva tanda de incertidumbre vital. Parece una broma cruel, y no lo consigo entender.
- Tal vez ese haya podido ser el problema, que has estado más preocupada de vivir la vida que de disfrutarla.
- Ahora podría estar disfrutándola, pero no me deja. Está decisión que ha tomado ha roto todo lo que habíamos construido y me empuja a una espiral de cambios que me supera.
- ¿Qué crees que habrá al final de todos estos cambios, Alicia?
- ¿Alicia? Yo no me llamo así... ¿Por qué me has llamado Alicia?
- Por las similitudes. ¿Has leído el libro?
- No, vi la película de Walt Disney...
- ¿Qué es lo que le ocurre a Alicia?
- A ver, según recuerdo se cae por un agujero y aparece en el País de las Maravillas...
- ¿Cómo es que se cae por un agujero?
- Creo que iba persiguiendo un conejo...
- ¿Para qué deseaba Alicia el conejo?
- No lo sé... Eso no lo recuerdo... Pero supongo que porque le llamó la atención, quiero decir, por curiosidad...
- Según lo que dices Alicia acaba en el País de las Maravillas después de iniciar una búsqueda de algo, pero buscando eso encontró otra cosa.
- Sí. ¿Qué tiene eso que ver conmigo?
- Bueno, tal vez te hayas pasado la vida esforzándote en conseguir algo que creías necesario pero sólo era un cebo para llegar donde tenías que llegar.
-¿Dónde tengo que llegar?
- Aquí y ahora.
- ¿Y qué tiene eso de bueno?
- Supongo que a pesar de que, como tú dices, sean las circunstancias las que controlen tu vida, aún tienes la posibilidad de tomar buenas decisiones.
- ¿Qué decisiones puedo tomar? Yo no tengo más que la sensación de estar reaccionando continuamente.
- Mira, Alicia cayó por un agujero, eso no lo escogió, y fue a parar al País de las Maravillas. Su llegada allí no fue una decisión propia, fue una cadena de acontecimientos, pero tuvo que decidir si deseaba explorar ese país o no. Después de explorarlo descubrió que era "de las maravillas", pero supongo que al principio debió ser desconcertante y hasta intimidador. Por tanto, ¿Qué deseas hacer?
- ¿No sé qué me apetece hacer?
- Bueno, cuando uno no sabe lo que le apetece, puede probar muchas opciones hasta que lo descubra. Explora el país en el que has caído veremos si es de la maravillas o no. Según dices siempre has sido una luchadora, ¿no?
- Sí.
- ¿Y te vas a dejar derrotar por la decisión que tome otra persona? ¿Es esa tu naturaleza?
- ¿Sabes...? Siempre me ha gustado el nombre de Alicia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.