lunes, 16 de noviembre de 2015

Sobre el querer y el poder

El Señor Quieroynopuedo tuvo dos hijos y, como todos los padres del mundo, los amaba por igual. Deseaba para ellos las mejores posibilidades ya que él no pudo disponer de ellas. Desde la muerte de su esposa, la Sra Puedoyyanoquiero, sentía que su vida se había vaciado de sentido y no quería que sus hijos corriesen el mismo destino.
Su hijo mayor se esforzó en cumplir los deseos de su padre, no deseaba defraudarle, y en verdad hacía honor a su nombre el joven Quieroypodrémás.
Su hijo menor... su hijo menor vio el esfuerzo constante de su hermano y lo interpretó como un sacrificio, y él no estaba para esas historias, la verdad, así que decidió ser lo que marcaba su nombre, Niquieronipuedo.
El padre no daba crédito, ¿por qué un hijo le había salido trabajador y el otro no? Él había educado a los dos por igual, les había dicho las mismas cosas, ¿por qué?
Si le preguntas al hijo mayor te dirá que su hermano es buen tío, pero que es un vago, que siempre tiene que haber alguien que le saque las castañas del fuego. Al principio siempre era el padre, luego él, y finalmente cualquier pareja que tuviese. "De todas se cuelga como un fuet y deja que sean ellas quienes hagan todo el trabajo, creyendo que el esforzado es él".
Si preguntas al hermano menor, te dirá que su hermano es un sacrificado, un sufridor y alguien que no sabe disfrutar, que se carga las situaciones a cuestas y que luego se queja de lo mucho que se tiene que esforzar.
El padre trata a Quieroypodrémás con distante respeto. No tenía nada que objetarle. En cambio, a Niquieronipuedo le trata de manera ambivalente, por un lado le señala lo que hace mal en algunas ocasiones, pero por otro lado le reconoce cada pequeño acierto que tiene y admira esa capacidad que ha desarrollado de vivir gracias a los demás...
Pero en la consulta del psicólogo se queja de que hijo mayor es egoísta. ¿Por qué? Porque no ayuda ahora a su hermano que ha quedado indefenso después de que le haya dejado su pareja, Sacrificadahastaunlímite y él ya no tiene las fuerzas ni los recursos que tenía cuando sus hijos eran pequeños.

Pregunta: ¿Cómo podemos ayudar al Sr Quieroynopuedo a que convenza a su hijo Quieroypodrémás de que ayude a su hermano Niquieronipuedo ahora que Sacrificadahastaunlímite le ha dejado tirado como el cordel de un fuet?

8 comentarios:

  1. Pienso q ha de ser solo un motivador de su hermano pqueño pero nunca un protegido por éste , solo asi dejara de ser niquieronipuedo

    ResponderEliminar
  2. Niquieronipuedo no está tan afectado como Quieroynopuedo imagina...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo evaluamos el grado de afectación? ¿sirve de algo? Si sé que algo me afecta y no cambio, ¿soy consciente de mi miedo o sólo soy víctima de él?

      Eliminar
  3. Creo que lo mejor que podría hacer el Sr. Quieroynopuedo para ayudar a sus hijos es permitir que Niquieronipuedo se valga por sí mismo, siendo un apoyo pero nada más para que los roles empiecen a cambiar en los tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, pero ¿cómo? ¿Crees que Niquieronipuedo va a aceptar la situación fácilmente?

      Eliminar
  4. Hola soy niquieronipuedo. El Sr. Quieroynopuedo ya lo intenta , pero como yo ni quiero ni puedo, todo sigue igual. Por otro lado a quieroypuedomas no le afecta, no va con el. Así que todo sigue igual.
    Gracias por abrir mis ojos y poder ver una realidad tan visible y oculta a la vez.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.