domingo, 28 de agosto de 2016

Richie Finestra

Hay personas que saben lo que desean, saben cómo conseguirlo, saben a quién tienen que explotar y que a todo pueden sacrificar... y todo eso cayendo bien a la mayoría de gente que no está en su círculo íntimo. Así es Richie Finestra. Nunca tiene suficiente porque siempre cree que lo podría haber hecho mejor. Pero no por él, la culpa es de las circunstancias.


Al igual Jimmy McNulty es incapaz de extraer factor común y darse cuenta de que lo que explica todos sus problemas en la vida no es la imposibilidad de los demás de seguirle, si no la imposibilidad que tiene él por hacer algo realmente diferente: ilusionarse. Porque es la falta de ilusión lo que explica su abulia cuando está sobrio.

Como podréis ver, Finestra no tiene ilusiones. Eso es para los demás, para los cualquiera. Él tiene obsesiones. Y así trata todo lo que hay en su vida, familia, amigos, pareja, trabajo... Y como no sabe diferenciar, o no puede, las mezcla, las complica, porque ahí es donde mejor se maneja, en la confusión más absoluta que difumina la confusión en la que se ha convertido su vida.

Las obsesiones, cuanto más grandes, más adicciones crean. Y las de Richie Finestra son a lo grande. A lo muy grande. Y como además sabe de lo que habla, manipula a los demás y los arrastra en su frenesí desquiciado hacia una catarsis en la que los que caigan por el camino no importan.

Pero no os preocupéis, porque él sabe lo que hace... o al menos eso siempre ha creído. Al menos a nosotros no nos podrá sacrificar... o eso creemos.

video

Podéis ver toda su historia en Vinyl, de HBO. No os preocupéis, no os he hecho ningún espoiler. Ni siquiera con el video.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.