domingo, 30 de septiembre de 2007

La parábola de los monos


Circula por internet un supuesto experimento (no lo he podido verificar como tal) que como parábola me parece muy interesante. A mi me llegó una versión en power point, pero no sé colgar estos archivos en el blog, si alguien sabe, por favor que me ilumine.
Monos y Plátanos
Un grupo de científicos encerró a cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de plátanos.
Cuando uno de los monos subía la escalera para agarrar los plátanos los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que se quedaban en el suelo.
Pasado algún tiempo, los monos aprendieron la relación entre la escalera y el agua, de modo que cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo molían a palos.
Después de haberse repetido varias veces la experiencia, ningún mono osaba subir la escalera, a pesar de la tentación de los plátanos.
Entonces, los científicos sustituyeron a uno de los monos por otro nuevo.
Lo primero que hizo el mono novato nada más ver los plátanos fue subir la escalera. Los otros, rápidamente, le bajaron y le pegaron antes de que saliera el agua fría sobre ellos.
Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo nunca más subió por la escalera.
Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo con el que entró en su lugar.
El primer sustituido participó con especial entusiasmo en la paliza al nuevo.
Un tercero fue cambiado, y se repitió el suceso.
El cuarto, y finalmente el quinto de los monos originales fueron sustituidos también por otros nuevos.
Los científicos se quedaron con un grupo de cinco monos que, a pesar de no haber recibido nunca una ducha de agua fría, continuaban golpeando a aquél que intentaba llegar hasta los plátanos.
Si fuera posible preguntar a alguno de ellos por qué pegaban con tanto ímpetu al que subía a por los plátanos, con certeza ésta sería la respuesta: «No lo sé. Aquí, las cosas siempre se han hecho así».
Sobran comentarios. Un abrazo.

11 comentarios:

  1. De vegades cometem l'error de "seguir al rebaño" y actuar com ho fa tothom simplement perquè sí, sense qüestionar-nos i reflexionar sobre el per què de cada acte.
    "Rectificar es de sabios" i pensar és gratis ;-)

    ResponderEliminar
  2. Ahaaa! Bendita sincronía! Por fin encuentro de nuevo la parábola. Hace tiempo me llegó por mail y la había perdido. Me ha venido como anillo al dedo. Parece que las casualidades no existen porque la buscaba hace días para ilustrar mis pensamientos. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Apreciada MuMu,

    Hay dos tipos de personas, las que creen en las casualidades y las que creemos en las causalidades...

    M.A.-

    ResponderEliminar
  4. Ahí teneis un enlace donde podeis descargar o ver el PowerPoint del paradigma de los cinco monos.
    Haced click en el vínculo de aquí abajo

    https://www.google.es/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://www.miguel-a.es/PPSS/33HH/Y5-DIGMA.pps&ved=0ahUKEwjfmIyRhs3MAhUH6RQKHRwRBmYQFghZMBA&usg=AFQjCNHsb52u7Xq9fia0b7oavknpx5lvbw&sig2=atbBKk7O2vBnNiU8g4W8iQ

    ResponderEliminar
  5. Si no funciona haciendo click, copiad el enlace y pegadlo en la barra superior de vuestro navegador.

    ResponderEliminar
  6. Buscando base científica de dicho experimento (no he encontrado ninguna) he tropezado con este interesante blog, en el cual el autor (Alejandro Gamero) rompe el paradigma. Texto que me ha resulta muy interesante después de haber estado buscando información y tampoco haber encontrado nada científicamente concluyente.
    Aún así tu lo has presentado como parábola (narración simbólica), no como paradigma (modelo de algo "científico").
    Siendo la parábola algo que se extrae de una enseñanza pudiendo esta ser ficticia.
    Lo dejamos en parábola.



    ResponderEliminar
  7. Ayer me olvidé de colgar el enlace del blog al que hacía referencia en el último post. ¿Dónde tendré la cabeza?jj

    http://lapiedradesisifo.com/2013/08/08/rompiendo-el-paradigma-del-experimento-de-los-monos/

    ResponderEliminar
  8. Quien desee leer más sobre esto puede leer la colaboración de César en este blog: http://saberloquebusco.blogspot.com.es/2016/05/el-autofoco-perceptual-by-cesar-martin.html

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.