jueves, 13 de diciembre de 2007

Pregunta II

Hay otra pregunta que considero de vital importancia y que la mayoría de las personas no se hacen a lo largo de su vida. Es una pregunta sencilla, cuya principal complicación a la hora de responderla radica en los prejuicios que tenemos sobre nosotros mismos y nuestras expectativas vitales.

¿Cuál es la peor decisión que puedo tomar?

Se trata de una decisión que se plantea siempre ante cualquier conflicto, ante cualquier circunstancia adversa, y acostumbra a ser la raíz de todas las desgracias posteriores. Todos la hemos tomado en alguna ocasión y nos ha perjudicado. Las personas que aprenden a obviar esta posibilidad tienen una mejor calidad de vida emocional.

Ánimo

3 comentarios:

  1. Le peor decisión para mí es no tomar ninguna decisión.

    ResponderEliminar
  2. Comparto totalmente la respuesta de otra vez yo.
    Ante un conflicto lo peor que podemos hacer es estancarnos (a veces no hacer nada puede ser también una decisión o una postura ante la cuestión, pero previamente tenemos que haber barajado una serie de opciones).
    Yo decido qué hacer o no hacer nada, pero habiendo sopesado antes qué posibilidades hay, por pequeñas que sean.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Comparto vuestra opinión de que la peor decisión posible es "no decidir". Básicamente por imposibilitar el asumir consecuencias. Decidir "no decidir" nos posiciona en un territorio victimista que no facilita en absoluto que podamos cambiar ni crecer. Delegamos estas responsabilidades en el azar, los demás, la providencia, etc... y así nos va.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.