lunes, 10 de diciembre de 2007

Pregunta

Quisiera compartir una pregunta con vosotros, directa y sencilla, que requiere una respuesta igualmente directa y sencilla. Es una pregunta que he hecho a infinidad de personas y la respuesta dice mucho de cada uno.
¿Quién es la persona más importante en tu vida?
Si os véis con ánimo podéis contestar, y hasta podemos iniciar un pequeño debate.

10 comentarios:

  1. YO soy la persona más importante de mi vida!
    Hace 4 años respondí: mi hermana, mi madre, mi ex-novio, mi padre... y un sinfin de personas más menos yo misma... así que la lección la tengo aprendida!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La persona más importante en mi vida soy yo mismo. Y no debe suponer ninguna incomodidad ni sentimiento de culpa aceptarlo. El principio y fin de todas las cosas que rodean a uno es uno mismo.

    ResponderEliminar
  3. Yo, al igual que Boomings, cuando me la hicieron hace algunos años, respondí con nombres que no eran el mío...¡Sí señor, lección aprendida también para mí!

    A algunos nos cuesta decir "yo" (o nos ha costado acostumbrarnos a hacerlo), por un extraño sentido de culpa, como dice Javier, o por miedo a pecar de excesivo narcisismo...(¿sería ésta última opción, tal vez, más deseable?)
    mmmmmmmmm...¡dejadme que lo piense!

    ResponderEliminar
  4. Pues venga, a por el pequeño debate!
    Javier cómo has dado en el clavo: no puedo pensar que yo soy más importante que nadie porque entonces podría sentirme culpable (un sentimiento del que huyo) y además podrían calificarme de egoista (un adjetivo que odio)... Creo que el razonamiento iba así jeje.
    Mayte completamente de acuerdo contigo, tú lo has dicho: es un "extraño sentido de culpa" porque al fin y al cabo no es una culpabilidad real: si no vivimos por nosotros mismos nadie lo hará por nosotros!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola a todos!

    Estoy con vosotros... Tiempo atrás ni tan siquiera se me hubiese pasado por la cabeza colocar mi nombre en el "Top-10" de las personas más importantes de mi vida.

    Boomings, lo veo como tú. El sentimiento de culpabilidad parece venir, en muchos casos, del miedo a que los demás nos vean como egoístas, que no es más que el reflejo o la proyección del miedo que tenemos de tacharnos de egoístas a nosotros mismos (somos nuestro peor enemigo).

    Si hay una lección que llevo grabada a fuego entre ceja y ceja es la diferencia que existe entre "egoísmo" y “amor por uno mismo”.

    El egoísmo, según la RAE, es el “inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás”.

    El amor por uno mismo, por encima de los demás, es lícito, necesario y, sobre todo, totalmente compatible con el amor por otros (de hecho, amarse a uno mismo incrementa la capacidad de amar a los demás).

    Cuando nos queremos a nosotros mismos, hacemos cosas como anteponer nuestros deseos o necesidades a los de los demás.

    Nos cuidamos.

    Esto no quiere decir que les pisoteemos. Significa que nos responsabilizamos de nuestro bienestar y devolvemos la libertad al otro de responsabilizarse de la suya.

    Generalmente, cuando alguien nos pide que antepongamos sus necesidades a las nuestras, y nos tacha de egoístas si no lo hacemos, nos está pidiendo que nos hagamos cargo de él... que nos responsabilicemos de sus problemas.

    Nadie dijo que fuera fácil hacer el camino a solas (aunque acompañado, valga la paradoja).

    ResponderEliminar
  6. Me encanta, en mi blog se ha generado un debate!!!
    Todos tenéis razón, lo mejor es que cada uno llega a la misma conclusión que los demás a través de razonamientos diferentes.
    Yo hice esta pregunta a más de trescientos mossos d'esquadra que tienen que hacer las entrevistas de la EPC. Sólo 3 me dijeron "Yo". Es posible que estuviese todo mediatizado por el contexto evaluativo, pero en la consulta privada no lo está y el índice es similar.
    El top de respuestas es:
    1º.- Hijos
    2º.- Pareja
    3º.- Padres y resto de familia
    Yo les solía provocar (algunos podréis imaginarme haciéndolo) retándoles a que me intentasen convencer de lo contrario, y la verdad es que se dio alguna situación divertida.
    Al final todo se reduce a un axioma, si estas personas me quieren, ¿cómo pueden estar todo lo bien que pueden estar sabiendo que yo estoy sufriendo?
    Después de mucho leer sobre el tema, he llegado a la conclusión de que tenemos que querernos y valorarnos, evitando caer en la prepotencia, la arrogancia, egoísmo y la mezquindad. Creo que el que consigue este equilibrio y diferenciar estas cuestiones es el que se siente libre de la culpa.
    Gracias a todos por el enriquecedor debate y por compartir vuestras experiencias.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Ojala llegue el dia en q yo también pueda decir q soy la persona más importane en mi vida...pq ahora me resulta muy dificil!! pero estoy en ello, me encantaria saber valorame y quererme como me merezco y llegue al equilibrio del q hablas Miguel Angel.Me ha encantado leer todos estos comentarios.Montse

    ResponderEliminar
  8. Hola Montse,

    Si no requiere esfuerzo, no tiene tanto mérito. Así lo disfrutarás más intensamente. Sólo quien sabe "estar mal" puedo luego disfrutar de "estar bien".

    Un abrazo cariñoso

    ResponderEliminar
  9. Este fin de semana he empezado a entender que la persona más importante en mi vida soy yo. Y todo a sido porque, por primera vez, he hecho todo lo que a mi me apetecía y sin que nadie interfiriese en mis deseos. Ha sido fantástico y podría decir que uno de los mejores fines de semana. Gracias a los que estais para ayudarnos. Besos

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.