miércoles, 7 de enero de 2009

Cómo calcular la vejez... y la juventud


Una de las cosas que más nos sorprende a todos en general es encontrar a alguien de cierta edad y comprobar que se conserva joven. ¿Cómo lo hace?
Las posibilidades son diversas, cada uno tenemos nuestra propia teoría, y he de decir que la mía la he ido construyendo a medida que me ido encontrando con situaciones de estas, preguntando y escuchando los secretos que me han querido compartir. Como siempre yo lo he sintetizado en dos pequeños axiomas de fácil comprensión:

1.- Las personas somos tan jóvenes como las ilusiones que tenemos y tan viejos como los recuerdos de los que vivimos. He comprobado que la gente que se conserva bien de salud, con ánimo joven y llenos de vitalidad, son personas que siempre hablan de aquello que les ilusiona, aquello que está por venir, no de lo que ya ha pasado. Son personas que tienen ganas de hacer cosas, que miran el futuro con esperanza y que creen que lo mejor está por escribirse todavía.
2.- La suerte es aquello que tú decides aprovechar. Son personas que siempre están aprendiendo y mejorando, aumentando su buena predisposición vital.
3.- Es importante conocer la diferencia entre perder y no ganar. Siempre buscan generar campos de posibilidades.
4.- Saben diferenciar muy bien entre la belleza y el atractivo. La belleza es la carcasa y no es más que la manifestación externa de una belleza interior (atractivo).

Estoy seguro que conocéis gente así y que si buscáis contrastaréis esto que yo digo. Si tenéis axiomas que os son útiles, no dudéis en compartirlos, así aprendemos todos.

3 comentarios:

  1. Me ha hecho gracia esta entrada :)
    Bien, pués aportaré mis axiomas:
    "Nunca pensar en la edad que tienes" a la hora de hacer proyectos, simplemente hacerlo. No criticar a la gente joven. Eliminar de nuestro vocavulario: "yo ya soy mayor para.." o "a mi edad ya no puedo..". No odiar, no sentir envidias enfermizas, rodearte de gente que te gusta, reir.. Y como has dicho, M A: siempre tener ganas de hacer cosas nuevas.

    Me sorprendió Santiago Carrillo (93años) en una entrevista dijo que aún tenia muchas cosas que hacer y aprender en la vida.

    Un saludo!

    Miriam

    ResponderEliminar
  2. Pienso que a ese tipo de personas nunca les falta un elemento: FE.

    Feliz año 2009!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo la suerte de relacionarme con cierto número de mujeres que reúnen estas cualidades que mencionas. Lo curioso es que apenas conozco hombres con esta actitud, no quiero sacar conclusiones ni generalizar, pero no deja de sorprenderme que detecto menos ánimo entre ellos a medida que ponen años.

    Tu lista se resumiría en un concepto que, creo, me define a mí también (je je, me incluyo en la lista de personas vitales con más de cuarenta años, cuarenta y muchos ya) y es la pasión: pasión por la vida, pasión por la gente, pasión por el amor, pasión por el mundo... sin pasión no hay ilusión, ni ganas de moverse, ni esperanza, ni fe. Todo está relacionado y una cosa alimenta la otra. En mi caso concreto, como el resto de seres vivos, tan solo hago bien, me recompensa aquello que estoy haciendo conscientemente, con ganas y entusiasmo. Hacer cosas por obligación... estropea el cutis je je je.

    Un abrazo, Miguel, siempre es un gustazo pasar por tu casa a leer tus reflexiones.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.