viernes, 30 de octubre de 2009

Apósito

- Esta vez creía que tenía alguna posibilidad, supongo que por eso me ha hecho más daño.
- ¿Y qué te hizo creer eso?
- Bueno, realmente porque me llamaron ellos a mi, y les he sido de una utilidad muy eficiente en los últimos meses.
- ¿De verdad crees que eso cambia las cosas?
- Por los resultados veo que no. Pero no entiendo por qué no han sido claros conmigo.
- Será que no lo necesitan, o que no les importa.
- Será. Lo peor es que me siento ninguneada, y no hay manera de que se me pase.
- No pasará. Harás que pase en función de lo que hagas en los próximos días. En tu mano está mejorar, mantener o empeorarlo.
- Ya veo. Tal vez me ayudaría entenderlo. No tienes una teoría de esas tuyas que me ayude en este momento.
- Tener una teoría la tengo, lo que no sé es si te ayudará o te dolerá más.
- Me arriesgaré.
- Mira, yo creo firmemente en el Principio de Incompetencia de Peter, y una de las contingencias es que los incompetentes buscan tapar su incompetencia, a cualquier precio.
- Hasta ahí te sigo.
- Pues bien, si tú has servido para tapar una crisis que ha generado un incompetente no puedes esperar que seas recompensada por ello.
- Pero eso sería lo justo. ¿Por qué no?
- Los incompetentes son como los niños pequeños, se mueven aleatoriamente sin tener en cuenta las consecuencias de sus actos, por eso a veces los niños se hacen heridas con las caídas y los golpes. Van llorando a sus madres que les curan las heridas y les ponen apósitos para que puedan curar antes evitando infecciones.
- ¡Por eso! Los niños se muestran agradecidos a sus madres. ¿Por qué no en mi caso?
- Creo que esta vez no he explicado bien la metáfora.
- Sí. Yo soy la madre, la que soluciona el problema.
- No. Tú eres el apósito que se coloca para evitar que se infecte la herida. Es la tirita o la gasa con esparadrapo quien hace el trabajo sucio, no la madre. Pero, ¿sabes qué es curioso de esto?
- No sé si quiero saberlo...
- Que no conozco a nadie que esté agradecido al apósito que nos ha sido útil. Generalmente lo tiramos a la basura con cara de asco.
- Uf.

2 comentarios:

  1. Jajaja!...buenísimo!
    Me ha encantado la metáfora y me gustaría comentar una cosa:
    Creo que todo el mundo quien más, quien menos, hemos vivido experiencias que nos han ayudado a evolucionar. Aunque para poder "crecer" acostumbramos a darle un cierto sentido a algunas elecciones, para que los nuevos caminos que elijamos tengan una firme y sólida razón de existir.
    En base a esto hay veces que me resisto a creer que la imcompetencia no se pague mediante una especie de "ley karmática" que regule cuando una cosa es justa o no y que porsupuesto haga que el incompetente...caiga por su propio peso.
    También sé que ciertas cosas se tienen que aceptar aunque no se entiendan y el error está en creer o , mejor dicho, esperar que nuestra función de "apósito" sea valorada y por lo tanto cobre un amplio sentido a la pregunta de ¿por qué lo hacemos?

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu aportación, me has dado una excelente idea para otra entrada.
    Así da gusto!!!

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.