martes, 30 de marzo de 2010

Cuestión de perspectiva

- Por favor, vuelva a sentarse y explíquese.
- Por supuesto. Si los gatos no saben que yo no soy un ratón a lo mejor intentan comerme. ¡Y yo no quiero ser comido por un gato!
- Es interesante el planteamiento que hace pero pasa por alto un pequeño detalle: ¿Los gatos comen lo que ven o lo que creen que ven?
- Es lo de menos. Lo importante es que no me coman.
- A lo mejor el problema es que está personalizando el conflicto con el gato...
- ¿Qué quiere decir? Que un gato me quiera comer no es un conflicto.
- Sí que lo es si usted no quiere ser comido. Y en todo conflicto, a igualdad de recursos, gana el que tiene más seguridad personal.
- Creo que no le entiendo.
- Tal vez debería actuar como un humano aunque tenga miedo que el gato le confunda con un ratón, ya que el equivocado sería él.
- Pero me mordería!!!
- Lo importante no es lo que hará el gato, lo importante es lo que hará usted si le ataca.
- Me defendería.
- ¿Cómo una persona o como un roedor? Esa es la pregunta que debería hacerse... Porque al final, será lo que esté valorando el gato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.