martes, 27 de abril de 2010

Ruido Blanco

- Estoy cansado de decírselo.
- ¿Y cómo crees que has llegado a esta situación?
- Tal vez debería haber dado un golpe en la mesa, de esa manera se habrían dado cuenta.
- Ya. Pero con eso, ¿entiendo que lo que quieres decir es que tu mensaje no ha sido suficientemente claro?
- Creo que se cansaron de oirlo, o peor, dejaron de prestarle atención. Es como el ruido blanco que se usa en los laboratorios de experimentación.
- ¿Ruido blanco?
- Sí, cuando quieres hacer una investigación sobre el oído, se utiliza un sonido que es constante, monótono y sin variaciones, y que al rato de oirlo, dejas de prestarle atención. Por ejemplo, cuando vas a casa de alguien que tiene un reloj ruidoso de esos que te da los cuartos de hora con unas campanitas...
- Sí
- Pues si le preguntas a los que viven allí, te dicen que no se dan cuenta, que ellos no son conscientes del ruido, se han acostumbrado, se ha convertido en un ruido blanco.
- Pero eso no quiere decir que no moleste...
- Puede ser, pero tal vez sea parte del problema y no de la solución. Tal vez sea un mal tolerable por parte del que lo sufre.
- Ya veo. Entonces te has cansado.
- Sí. Y estoy de acuerdo en que mi responsabilidad es haberme convertido en un ruido blanco, pero no puedo hacerme responsable de la estupidez de los demás en no oirlo.

1 comentario:

  1. Mejor convertir el ruido blanco en fumata blanca.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.