jueves, 1 de julio de 2010

Amistad vs Maternidad


- Yo siempre he defendido la idea de ser la mejor amiga de mi hija.
- Ajá.
- ¿Acaso no lo aprueba?
- Creo que esa es una cuestión poco interesante. Creo que lo que debería preguntarse es por qué si usted defiende esa filosofía educacional, no acepta las consecuencias...
- ¿Me está acusando de ser la causa de los problemas de mi hija?
- No era mi intención, pero parece que se siente acusada, y eso es un dato a tener en cuenta.
- Usted no entiende nada. Yo he estado con mi hija siempre, apoyándola, como su confidente, cuando nadie estaba ahí, estaba yo, la que de verdad es su amiga. La que nunca le fallará.
- Hay un matiz que hemos de aclarar antes de que la discusión suba de tono, para saber si estamos hablando de lo mismo...
- ¿Si?
- Cuando usted afirma con tanta vehemencia que fue la que siempre estuvo ahí al lado de su hija, ¿lo hizo como madre o lo hizo como amiga?
- ¡Cómo ambas!
- Si, sé que usted es todopoderosa, pero eso es francamente díficil de conseguir, una de sus "dos intenciones" debió prevalecer sobre la otra.
- Le digo que ambas.
- No me malinterprete, pero enrocarse no es la mejor actitud, no sé si es su estrategia ante los problemas, pero esto no va ayudar a su hija. Si cree que la estoy presionando es por el interés que tengo en conocer los detalles para poder ayudar a solucionar esta situación.
- Como le he dicho al principio yo siempre he defendido ser la mejor amiga de mi hija. No va a poder encontrar a nadie de mayor confianza, nadie que la ayude ante los problemas. Yo no tuve eso, y siempre se lo pedí a mi madre, pero no hubo manera y sufrí por ello.
- Entiendo.
- No creo que lo entienda. ¡No he hecho nada malo!
- De eso estoy seguro, y mucho menos de manera consciente. Pero tenga en cuenta que cualquier idea llevada a la radicalidad pierde su esencia y pasa a ser una obsesión. ¿Es su marido el mejor amigo de su hija?
- No. Vaya tonteria. No puede ponerse a mi nivel, no es lo mismo. Él hace de padre, hay cosas que yo no le digo, soy una gran confidente.
- ¿Entonces hablamos de que su hija es huerfana de madre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.