lunes, 16 de agosto de 2010

El síndrome del necio


"El ser humano es profundamente gregario. Aislarse del grupo produce inseguridad y miedo. La gente prefiere llorar acompañada que reir a solas. Quienes se meten y operan en mercados especulativos, sea para especular o no, creen (o quieren creer) que el rebaño lo dirige un sabio pastor. He aquí una verdad que produce vértigo: Los fenómenos sociales o los movimientos de las masas, especialmente en asuntos económicos, equivalen a los desplazamientos de un rebaño a la deriva. El pastor no es sabio ni necio ni inteligente ni tonto. Sencillamente, no hay pastor. ¿Ha visto alguna vez un rebaño desplazarse por las cumbres sin guía alguno? Avanzan por inercia, ignorantes de si se dirigen a una verde y plácida pradera o a un abismo por el que se van a despeñar en grupo. Las ovejas que van en el centro son las que sienten más protegidas y seguras, sobre todo porque sus semejantes les impiden ver si a pocos metros hay un precipicio. Poco les importa. Van con todas, así que no hay nada que temer. Igualmente, las colonias de pingüinos se desplazan sobre los témpanos de hielo como los ciudadanos nos movemos por los concurridos pasillos del metro en hora punta. A veces los pingüinos se acercan al borde del iceberg y, empujados por los que vienen detrás, saltan al agua congelada. Los de las filas posteriores no tienen ni idea de que les va a tocar zambullirse en le mar, tal vez ni les apetezca. Pero no se lo plantean. Son parte de la manada de la colonia, y punto. Sencillamente siguen a los de delante hasta que de pronto ven que no hay más suelo donde pisar."

No sé qué está ocurriendo en los últimos tiempos que los mejores libros de psicología no son específicos del tema, son aproximaciones desde otras disiciplinas. En concreto este libro de Fernando Trias de Bes es una joya. Te hace pensar todo el rato, te provoca y te cuestiona. Lo mejor es que no es nada pretencioso, quiere ser entendido. Por ejemplo plantea una afirmación económica basada en una frase de Antonio Machado: " Necio es aquel que confunde el valor con el precio".

Pero estoy seguro que sabrás leer desde diferentes ópticas el texto que he seleccionado, no sólo desde la económica. Por que, ¿no somos gregarios en nuestro trabajo? ¿En nuestra educación? ¿Con nuestras amistades? Pero no hay que perder de vista, como dice Fernando Tras de bes en su libro, bueno, más bien lo sugiere, que el gregarismo es una postura ante la vida, es una decisión, y por ello nunca va exenta de asumir sus consecuencias.

Fernando Trías de Bes. El hombre que cambió su casa por un tulipán (Cómo podemos aprender de la crisis y cómo podemos evitar que vuelva a suceder) Temas de Hoy. 2009

2 comentarios:

  1. Creo que la respuesta es relativamente fácil. No queremos complicarnos la vida, no queremos cuestionarnos nada, estamos perdidos en el borregerio con algunas notas de anestesia. Creo que mal vamos por ése camino pero lo peor de todo es que no hacemos mucho para que cambie aunque todos reconozcamos que es así. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Si hacemos algo distinto la sociedad te castiga y es muy dura, les da miedo.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.