jueves, 27 de diciembre de 2012

Vivir de tus ideas


Consigue una idea (no es necesario que sea nueva)
Desarróllala (si no es nueva, deconstrúyela)
Dale un marco de referencia (si es científico, mejor)
Busca un público a quien vaya dirigida (si está bien posicionado, mejor)
No hables de otra cosa (para que parezca importante)
Vende la idea (pero restate importancia al hacerlo, con falsa humildad)
Haz creer a los demás que tu idea es la que les ha dado la calma necesaria para vivir la vida (una nueva realidad más coherente)
Cobra por todo aquello que hagas relacionado con la idea (pero finge que no te importa el dinero)
Haz pequeñas modificaciones, para que parezca que ya eres un experto y que sigue vigente (la idea tiene que tener desarrollo potencial)
Sigue cobrando (que nunca se te olvide)

Aplicadlo al psicodiagnóstico y entenderéis para qué sirve, y para qué no...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.