lunes, 18 de marzo de 2013

Abandonado en medio del bucle

- Fíjate, yo siempre creí que no sentías nada especial por ella.
- Eso no es así. Yo sentía algo por ella, lo que no sentía era ese amor que te desborda, ese amor que ella decía que sentía por mi. Pero ahora que lo hemos dejado parece que aquel amor no existió. Desde entonces no ha habido más contacto, me trata como a un desconocido.
- ¿Como la canción de Gotye?
- ¡Sí! Eso mismo pensaba yo, como esa canción.
- Interesante. Si quieres la podemos ver juntos y la comentamos...
- Ok.



- ¿Qué análisis haces de la letra?
- Que ella le mintió y que él se ha dado cuenta de que nunca fue tan importante en la vida de ella.
- Vale, veo que la parte masculina de la historia la pillas a medias... ¿Y la parte de ella?
- ¡Es que yo nunca le he jodido a ella!
- ¿Cómo lo sabes?
- Nunca se quejó, ¿tengo que ser adivino?
- No tienes que ser adivino, pero tampoco tienes por qué hacerte el tonto, y menos conmigo. ¿Estabas cómodo en la relación?
- Sí, pero no ilusionado.
- ¿Estaba cómoda ella?
- Entiendo que sí, decía que yo era muy importante en su vida, que me quería...
- No te he preguntado qué te decía, te he preguntado cómo estaba.
- ¡Y yo qué sé! ¡Si algo le molestaba que se hubiese quejado!
- Si cada vez que te contrarío alzas la voz de esa manera dudo que ella se atreviese a quejarse... ¿Qué es lo que te duele?
- Que estoy totalmente descolocado, que no entiendo lo que ha pasado, y que ella ha cerrado todos los canales de comunicación conmigo.
- O sea, ¿que estás en la parte incómoda del bucle de Boyd?
- ¿Quieres decir? 
- Piénsalo. Por lo que explicas, durante la relación ella se centró mucho en ti, y a ti te fue bien, ¿verdad? Vale. Ahora ella se ha convertido en una fuente que se ha secado, y tú quieres que vuelva a ser la de antes, pero ella no.
- ¡No quiero que sea la de antes! Sólo quiero que sea coherente.
- Tal vez está siendo coherente, pero en lugar de serlo contigo lo está siendo con ella misma.
- ¿Entonces qué hago?
- Busca otra fuente o adáptate al nuevo patrón del bucle.

3 comentarios:

  1. Genial! porque cuánta gente hay así que nos vuelven locos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me sorprenden mucho las parejas que lo dejan y luego siguen siendo “amiguisimos” quedan para hacer cosas con sus nuevos compañeros y hablan de lo bien que se llevan con sus ex. A mi me parece un poco un ejercicio de exhibicionismo, es como decirle al ex “mira que feliz estoy con mi nuevo fichaje”

    Cuando se acaba una relación la distancia crece poco a poco, pero (no me había parado a leer la letra de la canción de Goyte) cuando mi ex decidió que un coche valía más que nuestra mínima relación amistosa me comporto como la chica de la canción, no lo hago por fastidiarle, es por mi, por higiene mental, para que no me vuelva a hacer daño. El caso es que a él le molesta mi silencio, lo vive como un ataque por mi parte, como el chico de la canción. Curioso.

    ResponderEliminar
  3. El poder es muy atrayente, considero que ambas partes son responsables, no se puede ceder a alguien tu identidad pues eso puede hacerle sentir fuerte a la otra persona y acabar gustándole y nublando otros sentimientos. Por si a alguien le interesa, os comento algunas películas que hablan de este tema: "La Pianista" de Michael Haneke y "Dogville" de Lars Von Trier. Mónica.

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.