lunes, 24 de marzo de 2014

Disfrutar - Aprender - Sufrir

- Imagina que te doy a escoger entre tres posibilidades y te pido que descartes una. Las posibilidades son: Disfrutar, Aprender y Sufrir.
- ¿Tengo que descartar una? Parece evidente...
- Piénsalo con calma, esta es una decisión más importante de lo que parece. Para escoger la opción que te interesa descartar tendrás que pensar valorando todas las implicaciones...
- Sí, claro, pero parece evidente que la que me conviene descartar es Sufrir.
- De acuerdo. ¿Es esto lo que haces en tu vida? ¿Intentas evitar el sufrimiento?
- Creo que sí. No me considero un masoquista...
- Pero... Si evitas el sufrimiento, ¿por qué sufres?
- Eso es lo que me gustaría saber a mi, para ver si consigo dejar de sufrir tanto...
- Los valores, las actitudes, las intenciones, las conductas y cualquier otra forma de expresión de nuestra voluntad se organizan en cada persona de una manera jerárquica, con relaciones que pueden llegar a ser muy fuertes entre ellas. Algunos de los conceptos son nucleares y otros son superficiales... Yo creo que los tres que te he dado a escoger antes son muy nucleares, son conceptos sobre los que no nos paramos mucho a pensar en nuestro día a día, pero que se relacionan con otros más superficiales sobre los que sí que pensamos más a menudo y sobre los que no sé si tendrás las mismas preferencias...
- A ver...
- Estos tres conceptos se relacionan con: Acertar, Fracasar y No fracasar. Si tuvieses que descartar uno de ellos, ¿cuál descartarías?
- Fracasar. No conozco a nadie que le guste fracasar.
- Yo tampoco conozco a nadie que le guste, pero deberíamos preguntarnos si el precio de No fracasar es un precio asumible, sobre todo si tenemos en cuenta que se relaciona con Sufrir. Quien no aprende de sus errores está condenado al sufrimiento. Quien aprende es porque fracasa y así busca nuevas formas para disfrutar.
- ¿Me estás diciendo que es mejor fracasar que no fracasar?
- En la mayoría de casos sí. El precio de conformarse con no fracasar es no aprender, y estaremos los dos de acuerdo que aprender es la manera de mejorar, ¿no?
- Sí, claro.
- Pues fracasa más. Fracasa diferente. Fracasa mejor. ¡¡¡Y aprende!!!


7 comentarios:

  1. ¿Será porque fracasar está peor visto que sufrir? Y a un “fracasado” no se le tiene compasión y a un sufridor/mártir sí, ahí tenemos a todos los santos mártires del calendario… que incluso lo celebramos; He pensado en mí, que a veces me he regodeado en el sufrimiento y ahora reconozco que me creía especial por sentir tan intensamente y a mí parecer más y mejor que otros, que era “especial”, aunque más que especial era…….., otra cosa, pero eso me lo callo. Todo es un poco lo mismo: MIEDO, a equivocarse, a fracasar, al dolor, al rechazo……….., etc. Últimamente cuando siento miedo a….., trato de confiar en la vida y mira por donde ahora escribiendo esto, me he dado cuenta que confiar en la vida es confiar en mí. Mónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica, me has dado una idea para otra entrada... Confiar es tener fe en alguien, y no hay nadie mejor que en ti... Abandonemos la senda del sufrimiento!

      Eliminar
  2. Los que tenemos una gran capacidad para el sufrimiento y poca para el disfrute, necesitamos una buena colección de fracasos para aprender.. pero cuando empiezas a saborear el disfrute, es un vicio.. cada vez quieres más!! Me ha venido muy bien este post en estos momentos... Gracias!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada! La adicción al disfrute es sana, siempre y cuando se haga desde la coherencia y unas ganas locas...

      Eliminar
  3. Tendemos a ver lo negativo como algo que duele y no como información valiosa para mejorar.

    Es curioso ver como en algunos países (U.S.A), en general, el fracaso está bien visto.
    Cuantos más fracasos tengas en tu currículum significará que no has parado de intentar cosas nuevas... Que te mueves y eres valiente. Si no hay ningún fracaso, significará que no has hecho nada y que no has asumido ningún riesgo. Tu calidad para crear proyectos viables será cero.

    Muchas gracias por tu interesante reflexión Miguel Ángel!

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Cierto, en Usa se valora mucho el fracaso, hasta el punto que prefieren contratar a fracasados antes que a novatos...

    ResponderEliminar
  5. Siempre dicen que de dónde más se aprende es de los fracasos

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.