martes, 10 de junio de 2014

Sobre ovejas y cabras

- Si te conformas, si te resignas a lo que ya conoces, no hay ningún problema, sólo tienes que aceptar las consecuencias de tu decisión...
- ¿Por qué crees que no puede ser diferente en esta ocasión?
- Bueno, por lo que tú explicas este es un camino que ya has transitado en ocasiones anteriores y ya sabes qué ha habido en todas las ocasiones al final del mismo.
- Me gustaría que este vez sea diferente...
- Es un deseo sano, pero a veces los deseos no son sanos. ¿Por qué deseas seguir este mismo camino? ¿Porqué es conocido y hace sentir cómoda? ¿Porqué lo haces acompañada y eso te hace sentir segura?
- Hombre, que haya gente como yo te da seguridad... Es como ir más arropada.
- La oveja que va en medio del rebaño va muy arropada por el resto del rebaño pero no sabe si al final del camino hay un matadero, un prado o un precipicio, porque no lo decide ella.
- No me gusta que me compares con una oveja...
- Bueno, es la actitud de gregarismo pasivo lo que me llama la atención. Si fueses un poco más libre podría compararte con una cabra.
- Las cabras también van en rebaños.
- Sí, pero existen las cabras salvajes, en cambio no sé de ovejas salvajes... De todas maneras las ovejas siguen el camino, las cabras saltan por donde quieren. Supongo que este punto de impredictibilidad es el que ha dado origen a la expresión "estar como una cabra"...
- ¿Quieres decir que es mejor estar loco que estar cuerdo?
- Bueno, si estar loco implica ser libre y estar cuerdo es depender de los demás, tengo claro que prefiero la locura. Al menos en la locura los beneficios y las pérdidas son mías, en la dependencia los beneficios son compartidos y las dependencias son del que las sufre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.