lunes, 4 de mayo de 2015

Búscate un gurú

- Lo que yo necesito es una guía, unos consejos prácticos sobre qué he de hacer cuando me encuentre en estas situaciones, para así evitar el sufrimiento.
- Ya...
- Tendréis de esto, ¿no?
- Supongo que algo podría llegar a hacer, pero no tengo claro que valga mínimamente la pena...
- ¿Por qué?
- Porqué eso sería limpiar la superficie del problema. No digo que no sea deseable, pero creo que tenemos que buscar un poco más profundamente y, en la medida de lo posible, lograr que seas tú misma quien logre elaborar sus propias estrategias, ¿no te parece?
- Eso suena muy bien, pero llevará mucho tiempo y yo quiero estar bien, a poder ser rápido. Si conseguimos eso no tengo problemas en seguir haciendo terapia...
- Suena como si estuviese pasando una prueba y el premio fuese que hicieses terapia conmigo.
- Puede sonar así. La verdad es que he ido a unos pocos antes y el problema es que hay un punto en que te dejan sola ante el mundo, indefensa, y te dicen que lo que hay que hacer es seguir, pero no es lo que yo necesito...
- Bueno, pues parece que lo que necesitas no es un psicoterapeuta.
- ¿No? ¿Qué necesito?
- Parece que un gurú.
- Yo creo en la terapia...
- La terapia no es una religión. La terapia no tiene respuestas a las preguntas de nadie, por lo general tiene, y plantea, más preguntas a las que tú traigas.
- Pero eso no da seguridad.
- Bueno, la seguridad no la puedes encontrar fuera de ti de una manera sana porque entonces se genera una relación de dependencia y la psicoterapia busca generar autonomía...
- Dices gurú con cierto desprecio.
- Supongo que sí, no lo puedo evitar. Supongo que la impresión que tengo de los gurús no es muy favorable.
- ¿Por qué?
- Me parecen personas muy inseguras que buscan gente que esté insegura en otro plano para cubrir sus necesidades de reafirmarse. Supongo que cuando uno está dispuesto a sacrificarse puede encontrar a alguien que esté dispuesto a aprovechar ese sacrificio.
- Yo no lo veo igual, me parece perfecto tener una especie de ayuda a la que poder acudir el resto de mi vida.
- ¿Cómo un bastón?
- Correcto.
- Ten cuidado porque caminar con bastón produce dolores en otras partes del cuerpo.
- ¿Por qué?
- Porqué no es natural. Lo natural es ser autónomo y no necesitarlo si no lo necesitas.
- No sé...
- Piensátelo y si quieres hacer terapia me llamas.
- ¿Me podrías pasar el teléfono de alguien de tu confianza?
- ¿Un gurú?
- Sí, uno de esos.
- Ningún gurú me inspira confianza. Te deseo suerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.