sábado, 25 de junio de 2016

Persona tóxica

El concepto de persona tóxica se debe a la tendencia de la psicología de vulgarizar aún más su terminología, haciéndola más entendible en principio, pero complicando las cosas mucho más.

Cuando se nos llena la boca diciendo que alguien es tóxico nos estamos olvidando que en castellano ya hay palabras que definen sobradamente bien lo que deseamos decir, en concreto: Mala Persona.

¿Qué es una mala persona? Una persona que actúa con maldad, y recordemos que la maldad es una opción, se elige, por lo que quien decide actuar con maldad no es más que una persona egoísta.


¿Qué diferencia hay entre decir persona egoísta (o mala) y persona tóxica? La responsabilidad de quien lo dice. Cuando decimos que alguien es tóxico estamos diciendo que es alguien contaminado que a su vez resulta contaminante. Esa característica nos excluye como parte de la solución y nos posiciona pasivamente: "No soy yo, es esa persona que es así. Si esa persona fuese de otra manera no habría problema. Yo sólo puedo quejarme". Que alguien sea tóxico no quiere decir que que nos tengamos que dejar intoxicar, que alguien sea un aprovechado no significa que nos tengamos que regalar.

Por tanto, la expresión persona tóxica, mala persona o egoísta sólo la hemos de utilizar una vez, y siempre en relación a la persona indicada: como regalo de despedida para hacerle pensar. Si su egoísmo se lo permite, claro está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.