lunes, 22 de mayo de 2017

Equilibrio precario

Tendemos a relacionarnos con la realidad con la que nos enfrentamos a diario en términos de justicia o injusticia, aunque somos mucho más sensibles a esta última. Hacemos más referencia a aquellas situaciones que consideramos injustas que a las que no... Pero parece que la realidad se rige por criterios de equilibrio y desequilibrio, siendo tambien mucho más sensibles a este último. Dicen que la felicidad (situación de equilibrio perfecto) es un estado que se recuerda más de lo que se disfruta...

Siguiendo esta línea de pensamiento podríamos decir que hay dos tipos de personas: Las equilibradas y las desequilibradas, pero si os he de ser sincero, creo que las del primer grupo no existen, o al menos no existen tal y como desearíamos que fuesen. Vamos que todos somos desequilibrados. Lo que nos diferencia a unos de otros es el grado de desequilibrio, hay gente muy desequilibrada y gente menos desequilibrada.

Entonces, ¿quién parece equilibrado? Porque hay personas que parecen muy equilibradas. Mi teoría, es que son personas que tiene n mucha capacidad de adaptarse al cambio, al desequilibrio, a la incertidumbre... Recordemos que aquello que no es flexible, que es incapaz de adaptarse a la presión, siempre acabará rompiéndose. Aquello de "antes partido que doblado" es una estúpidez.

Llegados a este punto debemos recordar que por muy flexible qque seamos, siempre habrá una presión lo suficientemente fuerte como para quebrarnos, o si hemos lleegado al summum de la flexibilidad, la presión nos aplastará. ¿Por qué? Porque no somos eternos.

En conclusión: Somos seres temporales que se enfrentan a una realidad incierta y eternamente cambiante desde una posición de desequilibrio. Cada cual desde su grado aceptable de desequilibrio.   O de deseaquilibrio precario, como prefiráis...

2 comentarios:

  1. La frase de la conclusión es tremenda, real pero que te coloca frente a un abismo abrumador.

    Creo que la única manera de no perder mi pequeño equilibrio es no pensar demasiado en la cambiante incertidumbre de la realidad.

    Me gustó “Dicen que la felicidad es un estado que se recuerda más que se disfruta”. Menos mal que nuestra memoria es selectiva. :) ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad puede ser cambiante, pero nuestra actitud frente a ella ha de ser firme, confiada en nosotros mismos. Sólo así podremos afrontar los embites de la vida con un mínimo de certeza,en nosotros mismos

      Eliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.