martes, 13 de junio de 2017

Pretérito imperfecto

Dicen que la vida se vive hacia adelante y se comprende hacia atrás. El pasado es un lugar al que sólo podemos ir cuando deseamos recordar y el futuro cuando deseamos soñar, pero el presente es el momento en el que construimos nuestros recuerdos y nuestros sueños, o donde esperamos que otros los construyan por nosotros. Pero, hay quien vive recordando el pasado, ya fuese bueno o malo, tanto da, y no se da cuenta que no está trabajando en su futuro.

No es necesario trabajar como psicoterapeuta para encontrar gente que vive así, los reconoceremos por su rígida costumbre de hablar en pasado, recordando lo que hicieron, vivieron, o les hicieron. Rememorándolo de manera repetitiva, como si al recordarlo continuamente lo pudiesen cambiar o resucitar. El pasado nos hizo lo que somos, pero nosotros decidiremos que deseamos ser en el futuro.

Un detalle significativo que les caracteriza es el de hablar en tiempo verbal pasado,concretamente tienden a sobreutilizar el pretérito imperfecto. Así, hablan de lo mucho que amaban, o les amaban, lo mucho que se esforzaban o les forzaban, etc.

¿Cuál es el sentido de su tremendo esfuerzo? Porque hablar del pasado cansa, oirlo también.

Mi teoría es que pretenden revivirlo. Desean que se vuelvan a dar aquellas circunstancias que permitieron que las cosas fuesen como fueron antes de venirse abajo. Como si hubiese habido un momento en que se pudo haber mantenido ad infinitum lasituación deseada. Como si hubiese sido perfecta. Como si hubiera podido ser inmutable...

Pero claro, no son conscientes que ese recuerdo pertenece a un pretérito (pasado) imperfecto, y que por eso no volverá. Porque era demasiado imperfecto. Menos en nuestro recuerdo.


3 comentarios:

  1. Tremendo ver demasiadas veces lo que describes. Me da la impresión que se tiende a idealizar para no sufrir hasta el punto de llegar a crear una mentira. Sorprendente cómo funciona nuestro cerebro...

    Y ya que hablas de un tiempo verbal concreto, con tu permiso introduzco uno que personalmente me da alergia escucharlo, también, en muchas ocasiones.

    El pretérito pluscuamperfecto del subjuntivo. Un tiempo verbal, a priori, normal como otros, pero que si se enfoca mal, acaba convirtiéndose en algo que para mi gusto es muy negativo. El arrepentimiento.

    Situaciones hipotéticas que no hemos logrado en un pasado o condiciones imposibles que sólo dan lugar a una empanada mental (no transitoria).

    "Si no hubiese pasado eso, hubiera conseguido lo otro", "Si hubiera tomado las decisiones correctas ahora sería feliz", "Ojalá no me hubiese comido todo el helado" y un largo etc.

    Como bien dices, nosotros decidiremos que deseamos ser en el futuro. Es una lástima que, a veces, nos centremos en lo que éramos o hubiésemos podido ser.

    Felicidades por el post Miguel Ángel, me ha encantado.
    Un abrazo!

    PD: La semana pasada hice una paella que me quedó increíble! Por pretéritos, me quedo más con los perfectos o absolutos ;)

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja... Gracias Ricard.

    El pretérito pluscuamperfecto del subjuntivo es la ostia. Reune todo lo chungo de los pretéritos y todo lo desquiciante de los condicionales...

    Una mezcla explosiva!!!

    Un placer saber de ti y disfrutar de tus aportaciones. ¿Te ves con ánimo/paciencia/ilusión para redactar una colaboración/entrada?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta la propuesta Miguel Ángel! Será un gustazo participar en tu blog ;)

      Eliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.