jueves, 18 de marzo de 2010

Narcisismo heredado (y degradado)

El narcisismo es un patrón de personalidad que tiene muchos matices pero que socialmente tiene una concepción muy simple. Pero como en muchas otros aspectos de la vida, no hay dos narcisos idénticos, cada uno tiene sus sutilezas, y es bueno conocerlas para poder sobrevivir a ellos, sobre todo si están situados jerárquicamente por encima tuyo.
Ocurre lo mismo que con los psicópatas, los casos más evidentes están en puestos directivos de grandes compañías, lo cual es normal, es lo que está de acuerdo a su importancia autopercibida.
El narciso ni nace ni se hace, es. En el caso que nos ocupa, lo es por herencia. Antes que él hubo otros que eran narcisos de verdad, de pedigrí, y de él se espera lo mismo, pero la genética se puede degradar generacionalmente, y más cuando el ambiente ha sido tan favorable que no has tenido que luchar por conseguir lo mismo que tus antecesores. Ejemplos tenemos muchos, y en el mundo del deporte, de los toros, de las artes escénicas... pero tal vez los ejemplos más sangrantes se dan en las organizaciones jerárquicas, dónde uno llega al cargo por ser hijo de quien es, sin tener ningún tipo de mérito para ello. Podríamos decir que son Peters por herencia, y su único recurso cognitivo es pensar que ellos están ahí por rancio abolengo, por respeto a sus antecesores, y el miedo que genera enfrentarse al fantasma de éstos, hace que ellos se perpetúen y jodan la vida a los demás.

1 comentario:

  1. Real como la vida misma....y hay tantos y tantos ejemplos que a veces da miedo el panorama...

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.